Cuando la necesidad de etiquetar los alimentos es urgente

- Ambiente

peligro glifosato

En el reciente 2° Congreso Latinoamericano y 1° Internacional de Salud Socioambiental realizado en Rosario durante el mes de Junio de 2013, el tema sobre los impactos de los agrotóxicos, especialmente el glifosato, fue recurrente en varios de los profesionales disertantes, destacándose la disertación del Dr. Andrés Carrasco , biólogo molecular experto en el tema.

A esto se suman otros datos

En el 2009, un tribunal francés encontró a Monsanto culpable de mentir: publicitar falsamente su herbicida Roundup  como “biodegradable”, “amigable con el medio ambiente” y afirmar que “deja el suelo limpio”.

Recientemente la Dra. Stephanie Seneff, científico investigadora durante más de tres décadas del Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT) , con  una licenciatura en biología en el MIT y una especialización en alimentación y nutrición revela cómo el glifosato destruye la salud humana siendo posiblemente “el factor más importante en el desarrollo de múltiples enfermedades crónicas y problemas de salud que se han vuelto muy comunes en las sociedades occidentalizadas,” incluyendo, pero no limitándose al:

Autismo: Ha recopilado meticulosamente las estadísticas sobre el uso del glifosato y varias enfermedades y problemas de salud, incluyendo el autismo. Es muy difícil imaginar una combinación más perfecta entre el aumento del uso del glifosato y la incidencia del autismo…Para acceder a sus artículos e informes,  en el sitio web europeo donde habla sobre los peligros de los alimentos transgénicos o genéticamente modificados. http://sustainablepulse.com/

Los dos principales problemas en el autismo que no están relacionados con el cerebro, pero están relacionados con la enfermedad también están relacionados con la exposición al glifosato: la disbiosis intestinal y la alteración entre el metabolismo de azufre y el trasporte de sulfato. Curiosamente, ciertos microbios en su cuerpo pueden descomponer el glifosato, que es algo bueno. Sin embargo, un bioproducto de esta acción es el amoniaco y los niños con autismo tienden a tener niveles altos de amoniaco en la sangre en comparación con la población general. Lo mismo ocurre en el Alzheimer. En su cerebro, el amoniaco causa encefalitis, es decir inflamación cerebral.

También está relacionado con Alergias, Cáncer, Parkinson, Enfermedades gastrointestinales como la enfermedad del intestino inflamado, diarrea crónica, colitis y enfermedad de Crohn, Enfermedades cardiovasculares, Infertilidad, Esclerosis Múltiple, Obesidad, Alzheimer, ALS y más

Su informe, publicado en la revista Entropy afirma que los residuos de glifosato que se encuentran en la mayoría de los alimentos consumidos en la alimentación occidental relacionados con el   azúcar, soja, maíz y trigo transgénico o genéticamente modificados, “aumentan los efectos dañinos de otros residuos químicos derivados de los alimentos y las toxinas en el medio ambiente, alterando las funciones normales del cuerpo e induciendo enfermedades.”

Su bacteria intestinal es un componente clave del mecanismo de daño del glifosato, ya que los microbios tienen la vía utilizada por el glifosato para matar las malas hierbas

El glifosato causa una alteración extrema de las funciones y los ciclos de vida de los microbios. Lo que es peor, el glifosato afecta preferentemente las bacterias benéficas, permitiendo que los patógenos crezcan en exceso.

En ese punto, su cuerpo también tiene que lidiar con las toxinas producidas por los patógenos. Una vez que comienza la inflamación crónica, estará entrando en el camino hacia una enfermedad crónica y potencialmente debilitante.

Otro agente devastador que realmente no querrá tener en su cuerpo es el formaldehído, un análisis nutricional (http://espanol.mercola.com/boletin-de-salud/maiz-transgenico-de-monsanto.aspx) recientemente descubrió que está presente en el maíz transgénico a un nivel 200 veces mayor a lo que se había determinado como tóxico para los animales. El formaldehído destruye el ADN y causa cáncer

Lo que la industria biotecnológica, encabezada por Monsanto, ha logrado hacer es convertir los alimentos en veneno…literalmente y en más de una forma. Aquí, estamos hablando únicamente de los efectos del Roundup. Existen muchos indicios de que la alteración genética de los cultivos en sí plantea importantes problemas de salud. Y dado a que la mayoría de los cultivos son transgénicos, tiene que lidiar con al menos dos factores potencialmente peligrosos y la toxicidad del glifosato es sólo una parte de la ecuación.

Adela Alvarez- Ecosalud

Ver más:  http://espanol.mercola.com/boletin-de-salud/herbicida-roundup-de-monsanto.aspx?e_cid=20130706_ESPANL_art_1&utm_source=espanl&utm_medium=email&utm_content=art1&utm_campaign=20130706

 

 

 

 

Lic. Adela Álvarez

Miembro de la Comisión Cambio Climático del Consejo Consultivo de la Sociedad Civil – Cancillería Argentina

Deja tu comentario