Monsanto fracasa en Europa ante el implacable rechazo a sus semillas genéticamente modificadas

- Ambiente

Debido a una fuerte oposición, Monsanto abandona la lucha por construir plantas productoras de semillas modificadas genéticamente en Europa. La exitosa Marcha Mundial contra Monsanto del 25 de Mayo, más una queja creciente por una cepa no autorizada en el Estado Norteamericano de Oregon, concluyó en la cancelación masiva de pedidos de exportación por parte del continente europeo. Un duro golpe para el gigante biotecnológico.

monsanto

Monsanto tiró la toalla en Europa, donde sus semillas modificadas genéticamente enfrentaron una fuerte resistencia en cada giro y vuelta. Incluso los profundos bolsillos corporativos y su dominio de grupos de presión han fracasado: «Es contraproducente luchar contra molinos de viento», dijo el portavoz de Monsanto a Tageszeitung.

El requerimiento general se centra en el etiquetado de GMOs. Los europeos quieren que los productos con ingredientes transgénicos tengan una etiqueta anunciándolo, incluyendo las grasas o proteínas. Existe una solución sencilla a este «conflicto», que los consumidores decidan. Pero los europeos son generalmente más cultos que los norteamericanos o los argentinos, por lo cual una votación al respecto perjudicaría los intereses financieros de Monsanto. La corporación ve una línea roja para la industria, si los consumidores ven una etiqueta de «Producto Transgénico» o «Producto con transgénicos», pueden elegir comer sanamente.

Monsanto utilizó una técnica trillada que sólo funciona con ignorantes, por medio de sus secuaces en la prensa trató de asegurar que el etiquetado es «costoso», y que «mataría a los comerciantes», y que «la gente no necesita saber de todos modos, dado que los alimentos modificados genéticamente son seguros para el consumo humano», Etc. Pero en Europa saben perfectamente bien que más «costosos» son los tratamientos contra el cáncer que provocan los transgénicos, y que lo único que mata, no sólo a los comerciantes sino a todo el mundo, son los químicos letales en los productos GMO.

Los principales productos de Monsanto alguna vez incluyeron:

* DDT, ahora prohibido en todo el mundo

* También una familia de tóxicos químicos industriales llamados PCBs que hoy se consideran altamente venenosos.

* Agente Naranja, el defoliante utilizado durante la guerra de Vietnam y promovido como inofensivo para las personas, pero que causa graves daños a los vietnamitas y soldados estadounidenses que lo tocaron, y cuyas consecuencias son apreciables hasta el día de la fecha.

* La sacarina, el edulcorante carcinógeno.

Actualmente Aspartame, edulcorante que se comercializa como nutra sweet, altamente peligroso.

El bullicio de la «Marcha contra Monsanto» apenas había cesado cuando la USDA confirmó que un nuevo y no probado trigo genéticamente modificado crece misteriosamente en una granja de Oregon. Los reportes indican que Monsanto desarrolló esa cepa hace muchos años, pero los ensayos de campo terminaron en el 2004 sin obtener la aprobación legal para su venta o consumo.

A continuación Japón decidió abstenerse de comprar «trigo occidental», lo cual fue anunciado por un funcionario del Ministerio de Agricultura japonés, agregando que el ministerio presiona a la USDA para recibir mayores detalles de la investigación. Las importaciones de trigo desde Estados Unidos fueron paralizadas. Algo similar pasó en Corea del Sur, que el año pasado compró la mitad de sus importaciones de trigo a los EE.UU.. Este país también anunció que cancelaba sus compras transgénicas. Otros países tomaron medidas similares. Y casi todo el planeta acosa a Washington solicitando más información.

Monsanto se rindió en Europa: La oficina de protección al consumidor de la UE indicó que los OMG no pueden ser vendidos en la UE.

Los esfuerzos de la corporación para engañar a la gente fracasaron rotundamente. Tal es así que Brandon Mitchener, jefe de Asuntos Públicos de Monsanto indicó: «No vamos a perder más tiempo presionando a Europa para que apruebe los cultivos genéticamente modificados». Y, «La compañía también debe renunciar a nuevas pruebas de campo con semillas transgénicas».

Los principales competidores europeos de Monsanto – Bayer CropScience, BASF y Syngenta – ya habían sido expulsados de Alemania y otros Estados miembros. «Entendemos que esto no tiene gran aceptación actualmente», intervino Ursula Luttmer-Ouazane, portavoz de Monsanto en Alemania.

En Alemania, el cultivo de plantas modificadas genéticamente está prohibido, y los alimentos transgénicos son ampliamente rechazados por los consumidores, «prácticamente invendibles» según indican los gerentes de supermercados. La Ministro de Agricultura, Ilse Aigner, que pidió la prohibición del cultivo de maíz MON810 alrededor del 2009, lo explicó de esta manera: «Para la agricultura de Europa, las promesas de salvación realizadas por la industria de la ingeniería genética no se han cumplido hasta ahora».

Los únicos tres países de Europa cooptados por Monsanto son España, Portugal y Rumania.

Camila Daitch- BWN Argentina

Lic. Adela Álvarez

Miembro de la Comisión Cambio Climático del Consejo Consultivo de la Sociedad Civil – Cancillería Argentina

Un comentario en “Monsanto fracasa en Europa ante el implacable rechazo a sus semillas genéticamente modificadas”

  1. Aldo dice:

    Como es de esperar. En países donde se les habren las puertas a «inversores» que nos dejan sus residuos, se llevan nuestras semillas, las patentan y nos venden el «paquete» tecnológico», incluído profesionales capacitados en el exterior con recursos del Estado Argentino.

Deja tu comentario