2014 Año de la Agricultura Familiar

logo año internacional de la agricultura familiar

 

Se entiende por Agricultura Familiar a la producción agrícola, pecuaria, forestal, pesquera y acuícola que, pese a su gran heterogeneidad entre países y al interior de cada país, posee las siguientes características principales:

  • Acceso limitado a recursos de tierra y capital,
  • Uso preponderante de fuerza de trabajo familiar, siendo el(la) jefe(a) de familia quien participa de manera directa del proceso productivo; es decir, aún cuando pueda existir cierta división del trabajo, el(la) jefe(a) de familia no asume funciones exclusivas de gerente, sino que es un trabajador más del núcleo familiar,
  • La actividad agropecuaria/silvícola/pesquera/acuícola es la principal fuente de ingresos del núcleo familiar, que puede ser complementada con otras actividades no agrícolas que se realizan dentro o fuera de la unidad familiar (servicios relacionados con el turismo rural, beneficios ambientales, producción artesanal, pequeñas agroindustrias, empleos ocasionales, etc.).

agricultura familiar 2

 

En el Año Internacinal de la Agricultura Familiar las áreas específicas de trabajo son:

  • Desarrollo de estrategias nacionales para la intensificación sostenible de la producción en la Agricultura Familiar, integración de temas de empleo rural en procesos relevantes de política, y evaluación de los trade-offs de diferentes opciones de política sobre el empleo rural.
  • Fortalecimiento institucional para la aplicación del enfoque ecosistémico en la planificación del desarrollo de la Agricultura Familiar.
  • Fortalecimiento en la aplicación del enfoque territorial al desarrollo de políticas públicas de apoyo a la Agricultura Familiar.
  • Fortalecimiento de capacidades locales, regionales y nacionales para la adopción de estrategias y políticas pro Agricultura Familiar, y para el diseño y ejecución de programas y proyectos, siguiendo un enfoque de gestión con base en resultados.
  • Organización de foros nacionales y subregionales para la discusión e intercambio de experiencias de políticas públicas y estrategias para la Agricultura Familiar.
  • Realización de intercambios de experiencias para funcionarios públicos y organizaciones de la sociedad civil involucrados en la gestión de políticas para la Agricultura Familiar.
  • En relación a estos conceptos  los principales objetivos de este año son
  • Promover políticas activas en favor del desarrollo sostenible de los sistemas agrarios basados en la unidad familiar campesina, comunal, indígena, cooperativa, pesquera, etc.
  • Potenciar el papel de las Organizaciones Campesinas y Rurales.
  • Sensibilizar sobre la relevancia de apoyar la Agricultura Familiar como modelo eficaz en la producción de alimentos y el desarrollo integral de las zonas rurales.

A tales fines la FAO( Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura) fue invitada a facilitar su implementación en colaboración con gobiernos, organismos internacionales de desarrollo, organizaciones de agricultores y otras organizaciones pertinentes del sistema de las Naciones Unidas y organizaciones no gubernamentales

Entre las variadas medidas comprometidas por la FAO destacamos   el fomento a la producción tradicional, orgánica y ecológica, respetando los saberes y prácticas locales e innovación tecnológica en base a las formas de producción familiar, comunitaria, asociativa y cooperativa. Esto tiene que ver con los  objetivos relacionados a   unaactividad productiva con carbono neutro, sin olvidar el desarrollo y fortalecimiento de modelos de extensión agrícola con enfoques de autogestión para el desarrollo comunitario que refuercen las habilidades y destrezas técnicas, organizacionales y de gestión de la AF, como las escuelas de campo para agricultores, fincas Integrales didácticas, vitrinas tecnológicas, huertas familiares y escolares, el empoderar a los productores líderes como promotores / agentes de extensión, y facilitar el acceso a conocimiento, información y tecnologías.

Para poder implementar eso se hace necesaria apoyar la formulación e implementación de políticas, programas, proyectos, tecnologías,  intercambios de experiencias y mejores prácticas de gestión , colaborar con los países de América Latina y el Caribe en la formulación y adopción de políticas y  programas para aumentar la producción de bienes y servicios provenientes de la Agricultura Familiar de manera sostenible y, con ello, contribuir al bienestar de las familias rurales de la Región.

agricultura familiar

Esperamos que estas necesarias medidas encuentren una vía de efectivo cumplimiento ya que uno de los Objetivos  de Desarrollo del Milenio, erradicar a la mitad el hambre y la pobreza extrema  para el 2015, está lejos de cumplirse.

Al mismo tiempo, preocupa cada vez más la sostenibilidad de las actuales pautas de consumo y producción y sus consecuencias para los resultados nutricionales. Los sistemas alimentarios deben facilitar a todas las personas el acceso a muy diversos alimentos nutritivos y a los conocimientos e información que necesitan para decantarse por opciones saludables

Los costos sociales y económicos de la malnutrición son descomunales. Según datos de la FAO  pueden ascender a 3,5 billones de USD al año, lo cual a  escala mundial equivale a 500 USD por  persona. La malnutrición materno infantil sigue suponiendo una carga mayor que el sobrepeso y la obesidad, aunque este último fenómeno va en aumento incluso en regiones en desarrollo. En consecuencia, el reto que tiene ante sí la comunidad mundial consiste en seguir luchando contra el hambre y la desnutrición a la vez que se procura prevenir la obesidad o hacerla retroceder.

En su publicación  “El estado mundial de la agricultura y la alimentación 2013” , la FAO se argumenta a favor de la  alimentación y la agricultura como  fuentes de una buena nutrición.

Allí expresa que   la malnutrición en todas sus formas —la desnutrición, las carencias de micronutrientes , el sobrepeso y la obesidad— impone costos económicos y sociales inaceptablemente altos a los países de todos los niveles de ingresos. En el mencionado informe con respecto al   tema Sistemas alimentarios para una mejor nutrición se sostiene que para mejorar la nutrición y reducir estos costos debe comenzarse por la alimentación y la agricultura. La función tradicional de la agricultura para la producción de alimentos y la generación de ingresos es fundamental, pero la agricultura y todo el sistema alimentario —desde los insumos y la producción, pasando por la elaboración, el almacenamiento, el transporte y la venta al por menor, hasta el consumo— pueden contribuir en medida mucho mayor a la erradicación de la malnutrición.

La desnutrición y las carencias  de micronutrientes deben por lo tanto  seguir siendo la máxima prioridad de la  comunidad mundial en materia de nutrición ,  el futuro inmediato. El desafío para  los responsables de las políticas es hallar  la forma de afrontar estos problemas y, al  mismo tiempo, evitar o revertir la aparición  del sobrepeso y la obesidad. Se trata de un desafío importante, pero los beneficios son  altos: invertir en la reducción de las carencias de micronutrientes, por ejemplo, tendría  como resultado una mejora de la salud, una reducción de las muertes infantiles y un  aumento de los ingresos futuros, con una  relación costo-beneficio de casi 1 a 13.

Una  dieta nutritiva garantiza a las personas  el conjunto completo de nutrientes que  necesitan, de modo que es el único enfoque  válido para hacer frente a todas las formas  de malnutrición. Aún más, las estrategias  basadas en sistemas alimentarios reconocen  asimismo los beneficios sociales, psicológicos  y culturales derivados del consumo de  alimentos variados. La malnutrición es un  problema complejo que exige la integración  intersectorial, pero la buena nutrición debe empezar por la alimentación y la agricultura.

Se espera  que la celebración del Año internacional de la Agricultura Familiar facilite la creación, ampliación y fortalecimiento de plataformas nacionales e internacionales para el desarrollo de estrategias y políticas de defensa de un futuro sostenible para la Agricultura Familiar que incluya Marcos jurídicos que regulen y protejan de forma efectiva la propiedad de la tierra en sus diversas formas así como facilitar el acceso a ella de los trabajadores, como  así también la Construcción de una Red de Comunicación Mundial, Regional y Nacional que fortalezca los lazos de solidaridad entre las sociedades urbana y rural.

Lic. Adela Alvarez- Ecosalud

Fuentes :  “El estado mundial de la agricultura y la alimentación 2013”  y otras publicaciones de la FAO

 

Lic. Adela Álvarez

Miembro de la Comisión Cambio Climático del Consejo Consultivo de la Sociedad Civil – Cancillería Argentina

Deja tu comentario