Día Mundial de la Salud – 7 de abril de 2011

Programa de Sensibilización Ambiental

Lema 2011: La resistencia a los antimicrobianos y su propagación mundial

Resistencia a los antimicrobianos: Si no actuamos hoy, no habrá cura mañana.

Esa es la voz de alerta  de la OMS (Organización Mundial de la Salud) que dice: «Vivimos una época de grandes avances médicos, que ha generado medicamentos milagrosos para tratar enfermedades que hace unas cuantas décadas, o incluso hace unos años, en el caso del VIH/sida, eran mortales. La resistencia a los antimicrobianos- lema del año 2011- y su propagación mundial constituyen una amenaza para la continuidad de la eficacia de muchos medicamentos usados hoy día, y además pueden hacer peligrar los grandes avances que se están consiguiendo contra algunas infecciones mortíferas importantes”. Por lo que para este año la OMS lanzará una campaña mundial destinada a proteger esos medicamentos para las futuras generaciones. La OMS exhortará a los gobiernos y las partes interesadas a aplicar las políticas y prácticas necesarias para prevenir y contrarrestar la aparición de gérmenes ultrarresistentes, así como para proporcionar la atención necesaria a todas las personas gravemente afectadas por esos microbios.

Cabe citar, en el lema de éste año que se centra en los microbios, virus y otros patógenos, a dos médicos que, en distintos momentos de la historia de la medicina, centraron su trabajo en los microbios y cómo luego cambiaron de opinión:

, el Dr. Luis Pasteur, que sentó en 1860 las bases de la Medicina Moderna cuando promueve la “Teoría que la Enfermedad es Causada por Gérmenes”. Esta teoría dio nacimiento a la era de los antibióticos y la gran industria farmacéutica  Pero  en su lecho de muerte reconoció su gran  error y dijo “El microbio no es nada , el terreno (su unidad biológica, somática y psíquica) lo es todo”, concepto desarrollado por sus contemporáneos los doctores Antoine Bechamp   y  Claude  Bernard.

El virus desarrollará su potencial patógeno únicamente en un organismo que no puede defenderse, es decir, si el “terreno”, por la razón que sea, está debilitado. Cuando el terreno se acidifíca los microbios evolucionan a formas patogénicas . El balance de ácido/alcalino de la sangre es medido por el pH, (potencial Hidrógeno) y es un marcador muy importante para tener una buena salud. La sangre hará todo lo que puede para mantener su pH en 7.365, o ligeramente alcalino. Esta obtendrá reservas alcalinas de los huesos para impedir una acidificación . (Esto resulta en una condición denominada por la medicina moderna como osteoporosis.). Las enfermedades también pueden ser prevenidas o revertidas incrementando la alcalinización del terreno.

El es el Dr. Luc Montagnier -premio Nóbel 2008 por descubrir el virus del SIDAhecho hasta ahora no comprobado ya que nadie lo  ha aislado ni fotografiado (ver video). Pero el motivo para citarlo en ésta reflexión son sus conclusiones  “con una buena nutrición el cuerpo puede deshacerse del VIH naturalmente” (ver video)

No obstante, el Dr. Montagnier hace una carta de renuncia al Premio a la  Fundación Nóbel. Ver http://disidenciadelsida.blogspot.com/2008/12/carta-abierta-de-luc-montagnier-la.html.

Dos médicos, distintas épocas. Es meritorio que ambos reconozcan errores en los cuales basaron sus propuestas de investigación. Se salieron de alguna manera del actual paradigma médico hegemónico basado en la división, en la fragmentación.

Sin dejar de reconocer los logros científicos de la medicina como la cirugía y la emergentología solo por citar algunos, es un imperativo que su propuesta terapéutica incluya otras voces, otras opiniones que contemplan la multidimensionalidad del ser humano, que requiere una mirada holística sobre el tema de la salud en este caso.

Mientras tanto, basándonos en el más elemental sentido común, consideramos que se debería brindar una información veraz sobre  los factores de riesgos que hipotecan nuestra salud, cómo minimizarlos o eliminarlos, cómo potenciar nuestros sistemas defensivos para neutralizar  esos gérmenes ultra resistentes.

Fortalecer el “terreno” es un camino posible. Pero para eso se deben compatibilizar los avances de la ciencia con propuestas que promuevan otras maneras de lograr organismos saludables, contando como aliados importantes con una nutrición adecuada (alimentación orgánica, local y estacional en lo posible) y consumida de manera apropiada (ver video).

Implementar como un hábito saludable la desintoxicación, la desparasitación, sin descuidar la esfera emocional y espiritual. Todas óptimas herramientas para que cada persona pueda hacer una construcción cotidiana de su propia salud.

De la misma forma que un determinado nivel vibracional celular produce una química determinada en el cuerpo (química de las emociones), las sustancias químicas que comemos, bebemos o respiramos generan un estado vibracional que provoca reacciones de parte del organismo y modifican su fisiología. Ya hay una cantidad de estudios científicos hechos que demuestran que los aditivos en nuestra comida (edulcorantes artificiales, saborizantes, colorantes, conservantes, etc.), el flúor de la pasta de dientes, pesticidas como el glifosato, alimentos transgénicos, las gaseosas,  los alimentos chatarra (instantáneos, etc.), los bombardeos permanentes de contaminantes físicos, químicos y biológicos son responsables de una cantidad cada vez mayor de gente inmunodeprimida, con enfermedades metabólicas y degenerativas, con tendencia crónica a trastornos físicos y emocionales que luego, cerrando el círculo de consumo, serán tratados con otras sustancias químicas y fármacos de última generación (con efectos adversos muchas veces silenciados), o cirugía, que perpetuarán el estado de desequilibrio si no hacemos los cambios necesarios.

El investigador  Néstor Palmetti, desde su mirada holística, nos muestra de manera amplia y precisa  una combinación de factores que complotan para que los virus y bacterias proliferen:

  • Mala función de los órganos de eliminación, toxicidad  corporal crónica (no forma parte de medidas de prevención la depuración corporal)
  • Estado de acidosis (desequilibrio ácido –alcalino)
  • Disfunciones hormonales (menopausia, andropausia, resistencia a la insulina…)
  • Baja inmunología (por estrés, carencias de nutrientes, excesos de toxemia ..)
  • Flora intestinal desequilibrada (especialmente por antibióticos alimentarios y medicinales, alimentos refinados con proliferación de aditivos, carencia de fibra, parasitosis… )
  • Exceso de fósforo (por lácteos, gaseosas , conservantes, fertilizantes…)
  • Carencia de nutrientes esenciales (magnesio, silicio, AGE, enzimas, vitaminas, oligoelementos, mucílagos…)
  • Represión de síntomas (abuso de medicamentos)
  • Exceso de estímulos (falta de reposo adecuado)
  • Sedentarismo (falta de actividad física)

A lo que habría que agregar los factores emocionales, los contaminantes ambientales (radiaciones electromagnéticas, excesiva carga eléctrica positiva en los ambientes, ruidos, tóxicos en el aire, agua, alimentos…)

En un organismo intoxicado, carente de nutrientes, con la ingesta cotidiana de alimentos que deprimen la inmunidad y causan un desequilibrio en el PH de la sangre ¿cómo es posible  hacer frente en forma efectiva a los virus y demás patógenos que hipotecan la salud?

“No se puede resolver un problema desde la mirada que lo generó”
Albert Einstein.

Pero también existen otras propuestas que son capaces de proveer a nuestro sistema inmune de los elementos que le están faltando para hacer frente a eventuales infecciones. Se diferencian de los antibióticos sintéticos en las siguientes características:

  • No poseen efectos secundarios, su actuación es selectiva ya que son capaces de respetar los microorganismos beneficiosos, como por ejemplo aquellos que son beneficiosos para la flora intestinal, no resultan peligrosos por acumulación, son baratos y fáciles de conseguir.
  • Estos antibióticos naturales se encuentran en plantas y alimentos. Pero también es válido mencionar el aporte que nos brinda la zeolita (arcilla volcánica) cuyas propiedades para eliminar metales pesados está demostrado, o la plata coloidal (antiguo remedio), el peróxido de hidrógeno de uso alimentario al 35 % o el más reciente descubrimiento de la Dra Hulda Clark con la emisión de una onda cuadrada de un aparato eléctrico que ayuda a las hierbas en su función antiparasitaria. También existen muchas otras propuestas más que pertenecen al ámbito de las llamadas medicinas alternativas y/o bioenergéticas.

Como conclusión queremos rescatar la importancia de recabar una información veráz que nos hará ejercer un juicio crítico a la hora de elegir y exigir los cambios estructurales que hacen falta.

 

“Cada paciente lleva su propio doctor dentro de sí.
Lo mejor que podemos hacer es dar al doctor que reside dentro de cada paciente
la oportunidad de entrar en acción.”

Albert Schweitzer.

«Toda Verdad pasa por 3 fases: Primero, es ridiculizada.
Segundo, se le opone violentamente. Y tercero, es aceptada como auto-evidente.»

Arthur Schopenhauer

“La mente que se abre a una nueva idea, jamás vuelve a su tamaño original.”
Albert Einstein

“Condenar sin investigar es la forma más elevada de ignorancia.”
Albert Einstein

«La ignorancia afirma o niega rotundamente; la ciencia duda.»
Voltaire

«Medicina sólo hay una, la que cura»
Anónimo

Lic. Adela Álvarez- Humberto Nadal
Ecosalud- saludeco@hotmail.com
Tucumán- Argentina

Para más información
nutriciondepurativa.com.ar
holisticamente.com.ar

Lic. Adela Álvarez

Miembro de la Comisión Cambio Climático del Consejo Consultivo de la Sociedad Civil – Cancillería Argentina

Deja tu comentario