Tabaco, como matar gente en forma legal

- Calendario Ambiental | Portada | Salud

Cada 31 de Mayo la Organización Mundial de la Salud organiza el Día Mundial Sin Tabaco, una iniciativa destinada a recordar los grandes perjuicios que acarrea el tabaco para la sociedad (no solo para los fumadores), uno de los graves problemas  de salud pública responsable de 1 cada 3 cánceres y que provoca la  muerte de un ser humando cada 6 ½ segundos, más víctimas que cualquier otra causa de muerte no natural, o sea  el mismo número de muertes que todas las demás drogas ilegales y el alcohol juntos, sin olvidar las más de 25 enfermedades serias, especialmente cardiovasculares y respiratorias.

¿Sabía usted, por ejemplo que el humo del tabaco contiene más de 4.700 componentes tóxicos conocidos de los que al menos 53 son cancerígenos? ¿y que contienen hasta 600 ingredientes y aditivos secretos entre los que se encuentra el plomo, el amonio, el ácido cítrico, la cinanida, sucrosa, según  lo confesó Alan Milburn, ministro de Salud británico, durante una reunión del Comité de Salud de los Comunes? Como probablemente tampoco sepa que la capacidad de la nicotina para generar adicción es 5 veces superior a la de la heroína. La razón es que esa sustancia actúa sobre el sistema dopaminérgico cerebral que regula las sensaciones de placer y ello genera la necesidad del fumador de nuevas dosis. Asimismo, la nicotina actúa sobre el córtex cerebral mejorando la memoria y la concentración además de reducir el estrés… siendo esa precisamente una de las cosas que engancha al fumador, ya que cuando este intenta abandonar el tabaco, al síndrome de abstinencia se suma una sensación transitoria de bajón intelectual. Por eso muchos de los actuales tratamientos antitabaco se basan en proporcionar nicotina en pequeñas dosis que se van reduciendo poco a poco a fin de que el organismo se adapte. En cuanto a los cigarrillos Light un documento demostraba que los fumadores de cigarrillos Marlboro Light terminaban ingiriendo mayor cantidad de alquitrán que los que fumaban cigarrillos normales.

Los cigarrillos aumentan el riesgo de contraer leucemia, merma la capacidad reproductora de los hombres, puede provocar impotencia, aumenta el riesgo de cáncer de pulmón. Fumar 20 cigarrillos diarios equivale a someterse a 300 radiografías anuales de tórax a causa del polonio 210, responsable de graves daños en los pulmones.

Aumenta el riesgo de sufrir cáncer de páncreas  (artículo del Dr. Albert Lowenfels, Colegio Médico de Nueva York publicado en el Journal of the American Medical Association).

Los chicles y parches de nicotina pueden producir cáncer (estudios de la Facultad de Medicina de la Universidad de Stanford, Estados Unidos).

Cada bocanada de  humo de cigarrillo contiene dos millones de radicales libres, moléculas responsables del proceso de oxidación y envejecimiento prematuro de las células (Sociedad Española de Un Neumonología y Cirugía Toráxica).

Estos son solo algunas de las alertas que suman a las ya conocidas de producir cáncer de pulmón.

Para mayor información sugerimos ver  el material audiovisual

httpv://www.youtube.com/watch?v=p07AvkwIj2A

Pero los fumadores no solamente están atentando contra la propia salud sino contra la ajena, ya que el humo no reconoce fronteras. Pero el medio ambiente es el fumador pasivo que más sufre. Según datos aportados por Alex Fernández Muerza en la pagina de consumer.es. La producción de tabaco provoca contaminación de los recursos naturales, pérdida de biodiversidad, incendios forestales, deforestación de bosques y selvas, profundiza la crisis del clima y la mala calidad del aire urbano.

Ningún otro producto de consumo masivo causa tanto daño desde su cultivo, producción, uso y desecho como el tabaco, como señala un informe del Centro para el Control del Tabaco de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Comenzando con  las colillas de cigarrillos que son la mayor causa de basura en el mundo.  Los filtros de los cigarrillos (las colillas) están hechos de acetato y NO son biodegradables, cuyo efecto contaminante puede durar en el entorno 25 años hasta que se descompone.
¿Que sucede al arrojar la colilla de un cigarrillo a la calle? generalmente la lluvia la acarrea hasta la fuente de agua. Los millones de colillas de cigarrillos que llegan desprenden los químicos que contienen dañando el ecosistema y malogrando la calidad del agua (Ministerio de Salud de Argentina).

Por ello, no es de extrañar que un artículo publicado en la revista «International Journal of Environmental Research and Public Health» considere a las colillas como «residuos peligrosos». Según sus autores, un equipo de la Universidad de California y la Universidad del Estado de San Diego (EE.UU.), cada año representan más de 845.000 toneladas de residuos.

Además del filtro, la colilla puede conservar las sustancias tóxicas que componen el cigarrillo. La nicotina y el alquitrán de un solo cigarrillo pueden contaminar hasta 50 litros de agua. Según un informe de la Universidad del Estado de Florida (FSU), las compañías tabacaleras le agregan a los cigarrillos sustancias químicas para que los fumadores no tengan que encenderlos de manera constante. Muchos incendios forestales son causados por colillas mal apagadas. En EE.UU., según el Centro Nacional de Información del Fuego, la primera causa de incendios en las casas es un cigarrillo encendido sin prestarle atención.

Siguiendo la huella ecológica  del tabaco, es decir los diferentes impactos en su  cadena de producción, distribución y consumo, el tabaco es uno de los principales responsables de la deforestación mundial. De ocho árboles talados, al menos tres le darán espacio a su cultivo o a su proceso de curación, según el informe de la Universidad del Estado de Florida.

Las mayores plantaciones de tabaco se encuentran en países en desarrollo, donde se han convertido en una de las principales causas de deforestación de las últimas selvas tropicales. Y ello no solo se debe a los cultivos, sino a la curación posterior de las hojas.

La OMS estima que para curar el tabaco necesario en la elaboración de 300 cigarrillos se corta un árbol adulto. Las talas de árboles también se emplean para construir los graneros donde se realiza esta cura. Y no hay que olvidar el papel necesario para la elaboración de los cigarrillos, los paquetes y los cartones.
Las plantaciones de tabaco sustituyen en estos países en desarrollo a posibles cultivos alimenticios para sus poblaciones. Por ello, se da la paradoja de que algunos de estos países tienen que importar alimentos del exterior porque la mejor tierra se destina al cultivo de tabaco. Muchas personas de estos países son pobres y no tienen recursos para comprar esos alimentos importados.

La planta del tabaco es muy exigente y consume los nutrientes del suelo de manera muy rápida. Los responsables de estas plantaciones utilizan por ello gran cantidad de pesticidas y fertilizantes químicos que contaminan el suelo y el agua, como señala el estudio del Centro para el Control del Tabaco de la OMS «Tabaco como riesgo para el Medio Ambiente, de la planta a la colilla». El uso de estas sustancias puede provocar diversos daños en el entorno, como erosión, pérdida de biodiversidad o eutrofización de lagos y ríos. Después de dos cosechas, el suelo se agota y queda inutilizado por estos productos. Según el informe de la Universidad del Estado de Florida, como hay que esperar tres años para volverlo a utilizar, los productores en países sin control ambiental no dudan en buscar nuevos terrenos que consiguen con más deforestación.

La producción de tabaco incide en la crisis del clima de múltiples maneras. Al talar bosques y selvas para su cultivo y curación, los árboles destruidos emiten el dióxido de carbono (CO2) que tenían almacenado. Y cuantos menos árboles quedan, el planeta tiene menor capacidad de absorber este gas de efecto invernadero (GEI). El humo de los cigarrillos también contiene GEI. La AECC estima que los fumadores producen al año 225.000 toneladas de CO2, el equivalente a las emisiones de unos 12.000 coches que recorrieran 10.000 kilómetros. Además de los GEI, fumar también emite otras sustancias nocivas que empeoran la calidad del aire. El humo de los cigarrillos provoca niveles de concentración de partículas contaminantes hasta diez veces mayores que el causado por el humo de algunos motores diésel, según un artículo publicado en «Tobacco Control», una revista científica que examina las consecuencias negativas de esta práctica.

Fumar te hace cómplice de la tortura animal. La industria tabacalera, en un intento por encontrar evidencias de que no daña la salud sigue realizando dolorosos experimentos en perros, gatos, monos, conejos, pollos, ratas, ratones y otros animales.

Marcas que testean en animales:

Tabacalera Massalin – Particulares – Benson & Hedges – Coloradoks – Chesterfield – Freeport – Harmony – Imparciales –  L&m – Le mans – Marlboro – Next – Parliament – Phillip Morris –Virginia – Slims – Elton

Valga un ejemplo de  “cómo” estudian sus efectos en animales:

  • Cortar agujeros en las gargantas de los beagles a través de los cuales los perros son forzados a respirar humo de tabaco concentrado durante todo un año.
  • Insertar electrodos en los penes de los perros para comprobar los efectos del tabaquismo en el funcionamiento sexual.
  • Atarles máscaras con correas en la cara a ratas, ratones y monos y forzarles permanentemente a respirar el humo del tabaco.
  • Forzar a perros a estar en ventiladores mecánicos y exponerles crónicamente al humo del tabaco.
  • Inmovilizar a monos rhesus en sillas con dispositivos cerebrales (electrodos o agujas estereotáxicas) y exponerles a nicotina y cafeína para ver cómo la cafeína y la nicotina les afecta a la respiración.

Las compañías tabacaleras han escondido los resultados de estos “experimentos” durante años, tratando inútilmente de morigerar los efectos del tabaco en humanos. Experimento tras experimento intentan probar que el fumar no mata.

Saque Ud. sus conclusiones. Si esta información logró sensibilizarlo de alguna manera, lo importante es actuar en consecuencia.

Lic. Adela Álvarez – Humberto Nadal
Ecosalud – Tucumán

 

Fuentes: Revista DSalud.com – www.consumer.es – http://tobaccocontrol.bmj.com/ – http://www.animanaturalis.org/p/926 – Organización Mundial de la Salud

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.