2016 Año Internacional del Entendimiento Mundial

- Portada

año internacional del entendimiento global

A petición   de la   República de Yibuti -pequeño país de posición estratégica ubicado en el Cuerno de Africa-ante la UNESCO, y en nombre de los Estados Miembros del Grupo Africano ,comienza la gestión para que se declare el año 2016 Año Internacional del Entendimiento Mundial.

Como todos los años mundiales que  declara  Naciones Unidas, el objetivo es promover acciones ante gobiernos del mundo para fortalecer las gestiones propuestas.

Ya nadie pone en duda que la humanidad  debe enfrentarse a una crisis ambiental global de gran complejidad,  en la que juega un rol protagónico  la supremacía de un modelo de desarrollo que privilegia  una  lógica mercantil por sobre los intereses y necesidades del Estado y la sociedad civil En este caso el panorama mundial se encuentra ante situaciones sin precedentes, donde lo que está en juego no solo es el clima mundial, sino también los ecosistemas , la biodiversidad, el orden económico y el bienestar sociocultural, donde  nuestros actuales modalidades de producción, de consumo y de distribución contribuyen  a generar un mayor impacto , incluida la salud humana, aspecto que no se evalúa.

Todavía no se asume realmente que en esta crisis la magnitud del cambio climático va a condicionar toda propuesta referida a cualquier modelo de desarrollo que no sea amigable con el sustento de la vida en todas sus dimensiones

Ante esta situación los países más vulnerables son los que se ven  más afectados y alcanzar los objetivos para mitigar estas situaciones es cada vez más difícil.

Lo cierto es que la mayoría de los problemas que enfrenta la humanidad se relaciona con nuestra incapacidad para comprender y manejar los sistemas cada vez mas complejos de nuestro mundo reducido a parcelas cuantificables y apropiables en detrimento de lo cuantitativo (belleza, cariño , solidaridad, dolor…).

La falta de una visión sistémica propicia la compartimentación en las medidas que impide tomar medidas estructurales. Por lo que es óptimo que las gestiones   sobre el Año del Entendimiento Mundial deberán privilegiar aquellas  acciones  orientadas  a colmar la brecha entre los problemas mundiales y los comportamientos y la adopción de decisiones nacionales, regionales y locales e integrar las ciencias exactas y naturales y las ciencias sociales, donde se deben integrar también formas de conocimiento no científico y no occidentales para construir un marco de competencias de carácter mundial .

Entre los varios   y magníficos objetivos fijados en esta oportunidad me interesa destacar:  “..modificar los hábitos nocivos para el medio ambiente mediante, la elaboración de modelos alternativos, ejemplares de prácticas cotidianas esenciales, diferenciados según las culturas”…,  porque es a través del sistema educativo, en su modalidad formal y no formal y de   organizaciones de la sociedad civil reconocidas y comprometidas, son los espacios donde se pueden desarrollar propuestas concretas a corto plazo , ya que las acciones gubernamentales en general   tienden a ser ineficaces y quedar en meras expresiones de deseos.  Lo considero un tanto ilusorio  ante el avance en Latinoamérica de políticas que no se compatibilizan con el bien común, donde la pérdida de derechos -como  en nuestro país- es  una constante., con un plan económico que solo distribuye pobreza en un modelo social injusto y excluyente.

Como  el Año internacional del Entendimiento Mundial se centra en las prácticas cotidianas habituales para demostrar la doble raigambre global de la biofísica local y de las condiciones de vida socioculturales, se   espera que  las acciones a desarrollar en este marco contribuirán a fomentar la  conciencia de la capacidad y las responsabilidades individuales respecto de las decisiones cotidianas y alentará a científicos de las ciencias sociales y exactas y naturales así como a estudiosos de las humanidades a participar en investigaciones transdisciplinarias sobre la sostenibilidad .

Por eso es de destacar  que los objetivos  se centran en  tres elementos fundamentales: la investigación, la enseñanza y la formación.

La investigación reunirá a los investigadores en ciencias sociales y ciencias exactas y naturales para lograr una mejor comprensión de los efectos mundiales de las actividades cotidianas locales. O sea, promover una  visión holística

La enseñanza aprovechará esos resultados de las investigaciones a todos los niveles, en las aulas del mundo entero, lo que promueve salir de la compartimentación y trabajar en forma interdisciplinaria.

La información se proporcionará en cooperación con grandes asociados del sector privado para fomentar la sensibilización del público, por ejemplo por medio de la prensa escrita, los juegos de computadora, las redes sociales, las plataformas de Internet y programas de televisión”

Este es el gran desafío para una cultura cimentada en la compartimentación  reflejada en todos los ámbitos de la vida. Modificar esto es un reto para muchos años donde la sociedad civil y el Estado deben trabajar aunando esfuerzos para construir y fomentar comunidades sostenibles, lo cual exige respuestas y valores diferentes con una visión sistémica, que involucre  tanto la sustentabilidad ambiental, la equidad social y la viabilidad económica.

Ese es el desafío en el que cada uno de nosotros puede participar ya sea en el ámbito personal,  familiar, social y laboral. La sumatoria de nuestros  actos cotidianos contribuye a minimizar o maximizar el problema. A ser parte del problema o ser parte de la solución.

Pero el entendimiento global requiere la reconciliación entre lo global y lo local. Sin embargo, también demanda la reconciliación de la ciencia con la vida cotidiana. Una vez más creemos que los cambios deben surgir de abajo hacia arriba. Pero como estamos interconectados, la sostenibilidad global no puede ocurrir sin la sostenibilidad local.

Así el objetivo principal de este año internacional que es promover el entendimiento global para que las acciones y decisiones generen resultados sostenibles todos los días, en todo el mundo

Es una nueva oportunidad para   pasar de una sociedad de riesgo a una sociedad de prevención, para lo cual es necesaria una revolución mental y cultural que permita revalorizar toda la trama de la vida de la cual depende la conservación a largo alcance, convirtiéndose en  un tema de supervivencia en un mundo cada vez más complejo e impredecible.

 

Lic. Adela Álvarez

Ecosalud- Tucumán- Argentina

Lic. Adela Álvarez

Miembro del Consejo Asesor de ONGs del Comité para el Desarrollo Sustentable de las Regiones Montañosas de la República Argentina

Deja tu comentario