CHI KUNG. 6 SONIDOS CURATIVOS

No tardaremos mas de 15 minutos y nos dejara el cuerpo limpio de toxinas. Esto es clave, no solo para mantener la salud, sino para nuestro desarrollo espiritual. Se trata de seis sonidos cuya vibración, refuerza y depura cada uno de los principales órganos y sus canales energéticos asociados.

Los sonidos han de hacerse en el orden sugerido. Nos sentamos comodamente y con la columna recta, aunque otras posturas también valen. El objetivo es deshacerse de las energías negativas que ciertas emociones nos generan y transmutarlas en luz y energía positiva. Cada sonido se debe repetir 3, 6, 9, 12, 24, ó 36 veces, expirando hasta que se note que el aire que sale por la boca es frio. Al inspirar, visualizamos que nos llenamos de energía positiva en forma de luz blanca y se le sonríe al ÓRGANO, enviándole gratitud y alegría.

Lo perfecto es que el sonido emitido hacia el ÓRGANO, vaya acompañado de vibración.

PRÁCTICA: Con los ojos cerrados, nos centramos en el organo (llevar la atencion a el):

1. – Pulmones: Con la lengua detrás de los dientes cerrados y con una exhalación lenta y prolongada, producir el sonido Sssssss. Hacerlo con la intención de soltar todas las  tristezas y depresiones. Este sonido limpia de toda tristeza al pulmón, el organo donde se guardan tus Emociones. Al inspirar, llevar la energía del coraje, del valor y la alegria a los pulmones. Sonreir y brindarle Amor a estos órganos. Conviene visualizarlos envueltos en una luz blanca.

2. – Riñones: Formar Una O con los labios como si se soplase una vela  y con una exhalación lenta y prolongada emitir el sonido hoooooo, al tiempo que se elimina el miedo e inseguridad. Si le viene a la mente en ese momento, situación o persona que le produce un miedo o inseguridad, no lo aparte de su mente, sino piense en ello mientras hace el sonido para  eliminar ese sentimiento de la situación. Durante los periodos de descanso, respire a los riñones y sonríale mientras le envía una luz azul celeste. Sienta la virtud de la bondad y la paz.

3. – Higado: Ponga la lengua junto al paladar y con una exhalación lenta y prolongada, produzca el sonido sshhhhhhhhhhhh. Al mismo tiempo que elimina la rabia, la ira, la cólera, la agresividad. Si le viene a la mente ese momento, situación o persona que le produce rabia, cólera o agresividad, no lo aparte de su mente, sino piense en ello mientras hace el sonido para transmutar la emoción. Durante los Pperiodos de descanso, respire hacia el hígado y sonríale al tiempo que lo rodea de una luz verde brillante. Sienta la virtud de la amabilidad.

4. – Corazón: Con la boca abierta completamente, colocando la punta de la lengua detrás de los dientes inferiores, haga una exhalación lenta y profunda, al mismo tiempo que producen el sonido haaaaaaaaa y elimina el orgullo, el odio, la soberbia, la impaciencia y la prisa. Si le viene a la mente en ese momento, una situación o persona que le producen estas emociones que esta eliminando, no lo aparte de su mente, sino piense en ello mientras hace el sonido para eliminar el odio, orgullo, etc.. de la situación o de la persona. Durante los periodos de descanso, respire y sonría al corazón al tiempo que lo rodea de una luz roja brillante. Sienta la virtud del Amor y de la Felicidad.

5. – Bazo: Ponga otra vez la lengua junto al paladar y haga una exhalación lenta y profunda al tiempo que produce el sonido guuuuuuuuu (desde la garganta, como el sonido de “Gemir”) y  elimine la preocupación. Si le viene a la mente en ese momento una situación o persona que le produzca preocupación, no le aparte de su mente, mas bien piense en ello mientras hace el sonido para limpiar la situación o a la persona .. Durante los periodos de descanso, respire y sonría al bazo, al tiempo que lo rodea de una luz amarilla brillante y sienta la virtud de la belleza que potenciará positivamente este órgano.

6. – Triple calentador: Si es posible, haga ejercicio tumbado. Con la boca abierta, lentamente exhale el aire mientas hace el sonido hiiiiiiiiiiiiii. Cuando exhale, trate de imaginar un rodillo grande que va aplanando el pecho, el estómago y el abdomen y siéntase Vacío ( como cuando aplastamos con la mano una bolsa de plástico para guardarla). Sonría al Triple calentador. Esto, equilibrará la energías activadas por los demás sonidos y le relajara el cuerpo en general.

La práctica de estos ejercicios depura al organismo de energías negativas, hace prevalecer poderosos estados de conciencia, de tal forma, que se vuelve cada vez mas improbable caer en tristezas, depresiones, cóleras, miedos habituales, etc…. Un estado de plenitud y felicidad se instala y nos vuelve al estado de conciencia original.

Fuente:  http://astroreth.wordpress.com

Lic. Adela Álvarez

Miembro de la Comisión Cambio Climático del Consejo Consultivo de la Sociedad Civil – Cancillería Argentina

Deja tu comentario