El lado oscuro del pan nuestro de cada día

- Salud

pan

 

La información que se brinda en esta oportunidad proviene de fuentes de investigadores de Estados Unidos a falta de información local.

El Dr. William Davis concluye en su libro Wheat Belly que «el trigo integral» es terrible para la salud. Hace referencia en 1° término que el trigo que comemos hoy es muy diferente bioquímicamente del trigo de hace apenas 50 años.

Ante todo, el Dr. Davis recorre la historia de trigo en la dieta humana, que se remonta a hace unos 10.000 años. Habla de cómo el tipo de trigo que se comía hace miles de años bioquímicamente no es el mismo trigo que estamos comiendo hoy. Y de hecho, incluso el trigo que nuestros abuelos comían hace apenas 50 años está muy lejos bioquímicamente del trigo que se utiliza hoy. Esto es porque el trigo ha sido hibridizado fuertemente durante años para aumentar el rendimiento de los cultivos y aumentar ciertas características o sabor para hornear. El Dr. Davis dice: «Pequeños cambios en la estructura de la proteína de trigo puede significar la diferencia entre una devastadora respuesta inmune a la proteína de trigo versus sin ninguna respuesta.»

Básicamente, las grandes agropecuarias han hibridado mucho el trigo en la últimas cinco décadas para mejorar cosas como el rendimiento del cultivo y las características de cocción, pero ni una sola vez pensaron en los impactos sobre la salud humana de cambiar la estructura bioquímica del trigo. Aunque las diferencias bioquímicas puedan parecer pequeñas, pueden tener un serio impacto en la forma en que el sistema digestivo humano procesa los alimentos.

El Dr. William Davis, lo señala en este pasaje… «Las proteínas de gluten de trigo, en particular, sufren un cambio estructural considerable con la hibridación. En un experimento de hibridación, se identificaron 14 nuevas proteínas de gluten en la descendencia que no estaban presentes en ninguna de las dos plantas de trigo padres.» Esto significa que el trigo moderno contiene nuevas proteínas del gluten «extrañas» que el sistema digestivo humano no se ha adaptado para digerir correctamente.

Por todo esto, ha aumentado la enfermedad celíaca, una enfermedad autoinmune con intolerancia total al gluten, se ha cuadruplicado en los últimos 50 años. El Dr. Davis también cree que la sensibilidad al gluten se ha incrementado en niveles similares en los últimos 50 años.

El mensaje es que incluso si no has sido diagnosticado con la enfermedad celiaca o sensibilidad al gluten, no significa que esa constante ingesta diaria de gluten no esté causando inflamación intestinal crónica y algún tipo potencial de daño al sistema digestivo a largo plazo, junto con otras posibles enfermedades autoinmunes.

Y recuerda que la inflamación crónica del intestino también puede potencialmente causar cáncer más adelante en vida.

Tambiénel trigo tiene propiedades adictivas similares a las drogas opiáceas.

El Dr. Davis plantea un argumento muy convincente de que el trigo es adictivo. El trigo contiene compuestos llamados «exorfinas», que tienen un efecto en el cerebro similar a las drogas opiáceas. Esto explica por qué a las personas les cuesta renunciar a sus amados panes, cereales, pasta y magdalenas, debido a que estos alimentos son ligeramente adictivos.

Trigo aumenta el azúcar en la sangre, incluso más que el azúcar de mesa.El tipo de carbohidrato complejo que compone el trigo se denomina amilopectina A, un tipo de carbohidratos que es el único que se digiere tan rápido que afecta mucho al azúcar en la sangre, más que la mayoría de las otras fuentes de carbohidratos. El Dr. Davis cita estudios en su libro que prueban que el pan de trigo puede elevar más el azúcar en la sangre que el azúcar de mesa, debido a su contenido de amilopectina-A. También el trigo es un gran colaborador de la grasa visceral del abdomen, que es particularmente peligrosa porque una vez que se acumula en el intestino y alrededor de los órganos, continuamente libera moléculas inflamatorias en el sistema

También en su libro el Dr. Davis cita que  el consumo de trigo contribuye al riesgo de enfermedad cardíaca:  «los alimentos que aumentan más la glucosa en la sangre se traducen por lo tanto en mayores cantidades pequeñas de LDL y aumento de glicación de las partículas pequeñas de LDL. Entonces, las enfermedades del corazón y accidentes cerebro vasculares no sólo tienen que ver con el colesterol. Son causadas por la oxidación, glicación, inflamación, pequeñas partículas de LDL… sí, los procesos provocados por los hidratos de carbono, especialmente de trigo».Comer trigo añade una gran carga de ácido y  con los años, la acidosis se hace sentir en los huesos.»

Cuantos más compuestos acidificantes se  coma o beba (refrescos, cereales y azúcar son ejemplos), el cuerpo necesita extraer más compuestos de calcio de los huesos para regular el pH. Esto puede causar osteoporosis y huesos débiles a medida que se envejece.

El Dr. Davis también incluye un capítulo sobre cómo comer demasiado trigo durante años está relacionado con problemas en las articulaciones y dolor, como la artritis. El Dr. Davis dice: «Cuantos más productos de trigo comas, más aumenta la glucosa en sangre y con más frecuencia, y más glicación se produce. La glicación representa una modificación irreversible de las proteínas en el torrente sanguíneo y en los tejidos del cuerpo, incluyendo las articulaciones como las rodillas, las caderas y las manos. El cartílago de las articulaciones es especialmente susceptible a la glicación, puesto que las células del cartílago son extremadamente duraderas y son incapaces de reproducirse».

El Dr. Davis continúa… «El daño de la glicación es acumulativo, haciendo al cartílago frágil e inflexible, y eventualmente se desmorona. Los resultados son inflamación, dolor articular y destrucción, las señales de la artritis.»

Similar a las conclusiones del Dr. Davis podemos citar artículos del Dr. Mercola o de Green Med   que señalan: “Entre muchas otras razones, cada grano contiene un micro grano de Glutamina de Germen de Trigo (WGA por sus siglas en ingles). Incluso en pequeñas cantidades. La WGA puede tener efectos secundarios adversos. Podría ser pro-inflamatorios, , cardiotóxicos , inmunotóxicos y neurotóxicos.

La WGA se clasifica como una lectina y se sabe que juega un papel clave en patologías renales, tales como la nefropatía por IgA .

Una amplia gama de investigación se ha producido en la última década revelando el problema con el alcohol soluble en componente de proteína de trigo conocida como gliadina, la proteína de unión de azúcar-conocido como lectina (aglutinina de germen de trigo), el exorphin conocido como gliadomorphin, y los potenciales excitotóxicos de altos niveles de ácido aspártico y glutámico encuentra en el trigo.

De acuerdo con un artículo en Green Med: “WGA puede a travesar la barrera hematoencefálica (BBB por sus siglas en ingles) mediante un proceso llamado endocitosis de adsorción… el WGA puede adherirse a la capa protectoras de los nervios conocidos como myelin sheathand (capa mielina) que es capaz de inhibir el factor de crecimiento del nervio que es importante para el desarrollo, mantenimiento y sobrevivencia de ciertas neuronas en particular. El WGA se adhiere a la N-acetilglucosamina, que se cree funciona como un neurotransmisor atípico que funciona en vías nociceptivas (dolor).”

La mayoría de las personas creen que los granos son parte esencial de una dieta saludable, particularmente los granos enteros como el trigo. y son relacionados con un menor riesgo de enfermedades cardiacas y ciertos tipos de cáncer.

Por desgracia, existe mucha evidencia que indica que los granos enteros y en particular el trigo entero (sí, incluso el orgánico) pueden contribuir a un gran número de problemas de salud —tanto físicos como mentales. Esta evidencia sin embargo, no ha sido registrada con el Departamento de Salud y Servicios Humanos del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA por sus  siglas en inglés) o con la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA por sus siglas en ingles) .

Muchos de ustedes pueden estar relacionados con la enfermedad celiaca (CD por sus siglas en ingles). Es un desorden gastrointestinal caracterizado por la intolerancia al gluten del trigo. Según las estadísticas de la Universidad de Chicago  Celiac Disease, en promedio una de cada 133 personas sanas en Estados Unidos sufre de CD. Sin embargo, se estima que del 20 al 30 por ciento de la población mundial puede tener susceptibilidad genética a la enfermedad celiaca- y la manera de evitar “prender” estos genes es mediante la eliminación del gluten.

Cuando considera que la enfermedad celiaca no  diagnosticada está asociada con un aumento de casi cuatro vez más de muerte prematura, la seriedad de esta sensibilidad a este alimento se hace muy evidente. El mecanismo primordial de esta enfermedad es la inflamación crónica. Las  condiciones crónicas inflamatorias y degenerativas son endémicas en las poblaciones que consumen granos.

Sin embargo, otros trastornos de salud incluye depresión, ADD/ADHA (Trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad) y el Alzheimer entre otros. Resulta que el consumo excesivo de trigo podría jugar un papel importante. De hecho, existe evidencia que sugiere que la sensibilidad al gluten puede ser la raíz de muchas condiciones neurológicas y psiquiátricas  como la depresión y la esquizofrenia. Un mecanismo que puede ayudar a explicar la misteriosa conexión entre los problemas de salud mentales y el trigo, es debido a que el trigo inhibe la producción de serotonina.

Los neurotransmisores como la serotonina no solo pueden ser encontrados en su cerebro, sino también en su intestino. De hecho, la mayor concentración de serotonina, que interviene en el control del estado de ánimo, depresión y agresión, se encuentra en los intestinos, no en  el cerebro!

Por lo tanto, es de vital importancia nutrir nuestra flora intestinal con alimentos probióticos y suplementos para mantener una óptima función de la serotonina, ya que puede tener un profundo impacto en su estado de ánimo, salud psicológica y comportamiento. Esta conclusión se ve apoyada por un reciente estudio en animales   que encontró que la ausencia o presencia de microorganismos intestinales benéficos durante la infancia altera permanentemente la expresión genética, específicamente los genes y las vías de señalización implicadas en el aprendizaje, la memoria y control de las habilidades motoras.

Esto sugiere que las bacterias intestinales están estrechamente ligadas al desarrollo temprano del cerebro y al comportamiento posterior.

El trigo contiene altas cantidades de la glutamina del germen de trigo (WGA), una glucoproteína clasificada como lectina, que es en gran parte responsable de muchos de los efectos nocivos del trigo. Otros granos con alto contenido de lectinas son el arroz, la espelta y el centeno.

WGA es ingeniosa solución de la naturaleza para proteger la planta de trigo de toda la gama de sus enemigos naturales. WGA lectina es un adversario excepcionalmente difícil, ya que está formado por los mismos enlaces disulfuro que hacen vulcanizado de caucho (tal como se utiliza en cuencos de bolos) y el cabello humano tan fuerte, flexible y duradero. Igual que los pesticidas sintéticos, lectinas son extremadamente pequeños, resistentes a la descomposición por los sistemas vivos, y tienden a acumularse e incorporar en tejidos en los que interfieren con los procesos biológicos normales. De hecho, la lectina WGA es tan poderoso como un insecticida que las empresas de biotecnología han utilizado la tecnología de ADN recombinante para crear plantas mejoradas-WGA modificados genéticamente. WGA está más concentrado en la semilla de la planta de trigo. WGA es una extremadamente pequeña glicoproteína (36 kilodaltons) y se concentra en lo profundo de el embrión del grano de trigo (aproximadamente 1 microgramo por grano). WGA migra durante la germinación de las raíces y las puntas de las hojas. Aproximadamente un tercio de esta WGA está en las raíces y las dos terceras partes se encuentra en el rodaje, por lo menos durante 34 días. WGA es excepcionalmente pequeño, a las 36 kilodaltons (aproximadamente la masa de 36.000 átomos de hidrógeno) y puede pasar a través de las membranas de las células del intestino con facilidad. Además medicamentos como el ibuprofeno y la aspirina Anti-inflamatorio, aumentan la permeabilidad intestinal y pueden causar la absorción de cantidades incluso más grandes de lo normal de pro-inflamatoria WGA.

Curiosamente, las cantidades más elevadas de WGA son encontradas en el trigo entero, incluyendo la forma germinada, que se promociona como la forma más saludable de todas… Además de las grandes cantidades de WGA, el trigo también contiene un gran número de componentes potencialmente dañinos para la salud, que incluyen:

  • Gliadina (un componente de proteína soluble en alcohol). Según estudios saludable   la gliadina del trigo  está relacionada con cáncer renal ,
  • Gliadomorfina  (exorfinas, o un grupo de péptidos opioides que se forman durante la digestión de la proteína de gluten)
  • Inhibidores enzimáticos

Las maneras tradicionales para afrontar muchos de estos anti nutrientes es mediante la germinación, fermentación  y cocción. Sin embargo, las lecitinas están diseñadas para resistir la degradación a través de una amplia gama de temperaturas y pH. La lecitina del WGA es particularmente dura debido a que está formada por las mismas uniones de sulfuro que le dan la fortaleza y resistencia a la goma vulcanizada y al cabello humano.

Además, dado que las lectinas son tan pequeñas y difíciles de digerir, tienden a bioacumularse en su cuerpo, donde pueden interferir con los procesos biológicos. WGA es particularmente problemática en este sentido. Estudios indican que tiene un gran número de características y actividades que perjudican a la salud, como:

Pro-Inflamatorio–WGA estimula la síntesis de los mensajeros químicos proinflamatorios(citoquinas) en el intestino y en las células inmunes y además han mostrado desempeñar un papel causal en la inflamación crónica  del intestino delgado

Inmunotoxicidad— WGA induce atrofias en el timo de las ratas y los anti cuerpos anti-WGA en la sangre humana han mostrado tener una reacción cruzada con otras proteínas, lo que indica que puede contribuir en la auto inmunidad. De hecho, WGA parece jugar un papel en la enfermedad celiaca, que es completamente distinta al gluten, debido a sus niveles significativamente más elevados de los anti-cuerpos IgG  y IgA contra WGA encontrados en pacientes con enfermedad celiaca, comparados con pacientes con otros trastornos intestinales

Neurotoxicidad— WGA puede atravesar la barrera hematoencefálica a través de un proceso llamado «endocitosis adsortiva» llevándose consigo otras substancias. WGA puede adjuntarse  a su capa mielina y es capaz de inhibir el factor de crecimiento del nervio, importante para el crecimiento, mantenimiento y sobrevivencia de ciertas neuronas en particular

Excitotoxicidad—el trigo, los lácteos y la soya contienen altos niveles de ácido glutámico y aspártico, convirtiéndolos potencialmente en excitotoxicos. La excitotoxicidad es un proceso patológico donde el acido glutamico y aspártico causan una activación excesiva de receptores de células nerviosas, que pueden causar daño al nervio que induce el calcio y al cerebro. Estos dos aminoácidos pueden contribuir a condiciones neurodegenerativas como esclerosis múltiple, Alzheimer, enfermedad de Huntington  y otros trastornos del sistema nervioso y central tales como: epilepsia, ADD/ADHD  y migrañas.

CitotoxicidadWGA ha demostrado ser citotóxica para las líneas de las células normales y cancerosas, capaces de inducir o detener el ciclo celular o la muerte celular programada (apoptosis).

Interrupción de la Función Endocrina— WGA puede contribuir al aumento de peso, resistencia a la insulina y resistencia a la leptina al bloquear el receptor de la leptina en el hipotálamo, también se une a los nódulos tiroideos benignos y malignos, e interfiere con la producción de secretina en el páncreas, que puede conducir a problemas digestivos e hipertrofia del páncreas.

Cardiotoxicidad— WGA tiene un efectoperturbador y potente sobre la molécula 1 de adhesión a plaquetas y células endoteliales, que desempeña un papel clave en la regeneración de tejidos al remover los neutrófilos  de los vasos sanguíneos.

Efectos adversos de la función gastrointestinal provocado por un aumento del derramamiento de la membrana de la célula mucosa intestinal, reduciendo el área superficial y la aceleración de la pérdida de las células y acortamiento de las vellosidades. También causa degradación del citoesqueleto en las células intestinales, contribuyendo a la muerte celular, aumento y disminución de los niveles de proteínas de choque térmico en las células epiteliales  intestinales, dejándolas más vulnerables al daño.

Si sacamos la cuenta de la cantidad de trigo que consumimos diariamente en las diferentes comidas hace que mayoría de nosotros seamos «trigo-hólicos y en realidad no es conveniente que sea parte importante de la dieta. Todo tiene que ver con los antinutrientes diferentes que cada cereal  contiene, el factor de gluten, y si son modificados genéticamente.

De acuerdo a estas evidencias las dietas sin gluten, no solo del trigo,  podrían pronto dejar de ser una moda y convertirse en una necesidad,

«No creas nunca nada hasta que haya sido negado oficialmente» – Claude Cockburn

Adela Alvarez

Ecosalud

Fuentes:

http://www.greenmedinfo.com/page/dark-side-wheat-new-perspectives-celiac-disease-wheat-intolerance-sayer-ji

http://www.greenmedinfo.com/page/opening-pandoras-bread-box-critical-role-wheat-lectin-human-disease

http://espanol.mercola.com/boletin-de-salud/podria-este-grano-causar-problemas-psiquiatricos.aspx

http://www.pierdagrasaabdominal.com/trigo-integral-insalubre.html

 

 

 

 

 

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.