RESCATE DE ANTIGUAS PRÁCTICAS EN LA PROMOCIÓN DE LA SALUD

- Salud

Postura en cuclillas para las funciones corporales 

Diapositiva1

Nos estamos refiriendo al inodoro moderno de Thomas Crapper, que coloca sus rodillas en una postura de un ángulo de 90 grados con respecto a su abdomen. El inodoro moderno nos ha obligado a cambiar la posición que utilizábamos para evacuar nuestros intestinos, lo cual cambia la anatomía de las heces. Antes de eso, los inodoros en forma de silla solamente habían sido empleados por la realeza . Pero con el advenimiento de las cañerías dentro de las casas en los años 1800 se inventó el inodoro en forma de trono, para dar a la gente ordinaria la misma «dignidad» antes reservada para los reyes y los discapacitados. Ni el plomero ni el constructor de muebles que lo diseñaron sabían algo acerca de la fisiología humana, y creyeron sinceramente que estaban mejorando la vida de la gente. Hace 150 años nadie pudo predecir cómo iba a afectar este cambio a la salud pública. Pero hoy muchos médicos culpan al moderno inodoro por la alta incidencia de varias enfermedades graves.

Diapositiva3

Las fotografías de los   baños públicos antiguos tienden a confundir a los occidentales, quienes suponen que se usaban en la posición sentada. Esa impresión se refuerza muchas veces por las poses cómicas de los turistas. Pero en realidad se trata de   baños para estar en cuclillas.   Están elevados, y no son para sentarse, pero debido a que hay una cloaca abierta en la parte inferior, las aperturas en la pared vertical permitían limpiarse con el agua, lo cual se hace desde el frente cuando se está en cuclillas.

Quienes no dejaron de advertir estas desventajas tuvieron que quedarse callados porque esos asuntos no se podían mencionar. Más aún, ¿cómo podían criticar la forma de «hacer sus necesidades» dela Reina Victoria  misma? (El inodoro de ella era dorado, como correspondía a la «Emperatriz dela India».)

De alguna manera los occidentales se convencieron de que sentarse es una manera más civilizada. Así, el inodoro se aceptó tácitamente. Fue una aceptación reticente, como evidenció la popularidad de los «bancos para estar en cuclillas» que vendía la famosa tienda Harrods de Londres.

Diapositiva4

Como se muestra en la figura , esos bancos simplemente elevaban los pies, en un burdo intento de imitar la postura en cuclillas

Sin embargo, la posición tradicional y natural de acuclillarse coloca a las rodillas mucho más cerca de su torso, y esta posición cambia realmente las relaciones espaciales de los órganos intestinales y de la musculatura, optimizando la fuerza para poder defecar.

Diapositiva5

Aunque le parezca raro a alguien que no ha tenido esta experiencia en toda su vida, esta es la forma en la que el cuerpo humano está diseñado para operar. Comunidades no occidentales, que acostumbran acuclillarse, no tienen la alta prevalencia de enfermedad intestinal presente en las naciones desarrolladas. En algunas culturas con estilos de vida tradicionales, estas enfermedades son poco comunes o desconocidas

Según un informe  en la Revista Israelí de Ciencias Médicas , los países occidentalizados tienen tasas mucho mayores de enfermedades pélvicas y del colon. La frecuencia de enfermedades del intestino es similar en los sudafricanos blancos y en la población de los países occidentales prósperos. Entre los sudafricanos rurales negros con estilo de vida tradicional, esas enfermedades son muy poco comunes o casi desconocidas.

La evidencia sugiere que los problemas intestinales y pélvicos pueden estar relacionados con la postura incorrecta. Sólo con la posición tradicional acuclillada, su cuerpo está alineado de una manera que promueve la completa eliminación intestinal. Como se puede ver en el diagrama, al estar en cuclillas se endereza y se relaja el recto.

Diapositiva6

Al evacuar sentado su intestino requiere que se aplique una fuerza adicional (esfuerzo), que tiene algunos efectos adversos biológicos, incluyendo una interrupción temporal del flujo cardíaco.

Estudio clínico de sentarse vs. estar en cuclillas

En abril de 2002, un radiólogo iraní, Dr. Saeed Rad, publicó un estudio para comparar la efectividad de sentarse versus estar en cuclillas para la evacuación. Una de las conclusiones se refiere a un tipo de hernia conocida como «rectocele»: una protuberancia en la pared frontal del recto que da hacia la vagina.

Treinta personas participaron en el estudio – 21 hombres y 9 mujeres – de edades entre 11 y 75 años. Cada paciente recibió un enema de bario para que la mecánica interna de la evacuación pudiera ser registrada por los rayos X. Se estudió a cada paciente en ambas, la posición sentada y en cuclillas.

Usando esas imágenes, el Dr. Rad midió el ángulo con el que el final del recto se conecta con el canal anal. En este punto de unión el músculo puborrectal crea un doblez para evitar la incontinencia. El Dr. Rad encontró que cuando los sujetos empleaban el inodoro de asiento el ángulo promedio de este doblez era de 92 grados, lo cual los obligaba a ejercer presión. Cuando emplearon inodoros en cuclillas el ángulo se abrió a un promedio de 132 grados. A veces llegó a 180 grados, presentando un camino perfectamente plano.

Usando inodoros en cuclillas, todas las personas reportaron evacuación «completa». «La relajación puborrectal ocurrió con facilidad, y el enderezamiento del recto y del canal anal se hizo claro, sin dobleces en el recto terminal».

En la posición sentada «se creó un doblez importante en el recto terminal, predisponiéndolo a la formación del rectocele, y la relajación puborrectal fue incompleta». Todos los pacientes reportaron que la evacuación se sintió «incompleta» en la posición sentada.

El Dr. Rad también midió la distancia del piso pélvico al perineo. En la posición sentada encontró que el piso pélvico se empujaba significativamente hacia bajo. (Se puede encontrar un análisis detallado de la conexión entre los inodoros de asiento y el prolapso de los órganos pélvicos –rectoceles incluido– en la sección trastornos ginecológicos.)

El Dr. Rad concluyó que el uso del inodoro en cuclillas «es el método más confortable y eficiente para la evacuación intestinal» que el inodoro de asiento.

Problemas de salud que potencialmente se derivan por esta práctica de sentado

Incluyen: Apendicitis – Incontinencia – Diverticulitis- Cáncer de Colon -Trastornos de la próstata- Estreñimiento – Colitis – Contaminación del Intestino Delgado – Hernia hiatal y reflujo gastroesofágico – Disfunción Sexual – Hemorroides – Enfermedad de Crohn – Trastornos ginecológicos, incluyendo prolapso genital y fibromas uterinos – Problemas durante el Embarazo y Parto – Reducción del riesgo de eventos cardíacos .

Virtualmente todos los médicos y fisiólogos que se han tomado la molestia de escribir sobre el asunto están de acuerdo en que la postura en cuclillas es la posición más natural y fisiológicamente sólida para la evacuación, por lo que a continuación se describirá brevemente algunos de los problemas de salud mencionados.

Ataques al corazón en el baño

El Dr. Berko Sikirov es un médico israelí que publicó los resultados de sus exitosas investigaciones durante los años 80 sobre el uso de la postura en cuclillas para curar las hemorroides. Los resultados se publicaron en 1987 en la revista Israel Journal of Medical Sciences   En 1988 escribió otro artículo en el que explicaba cómo es que el esforzarse en los inodoros de asiento es el responsable de la diverticulosis.  En 1996, el estudio fue objeto de un artículo en la revista Townsend Letter for Doctors y. Patients.   Dos años después emitió otra acusación en contra del trono de porcelana. Su artículo en la revista Medical Hypotheses argumenta que el mismo esfuerzo que lleva a las hemorroides y la diverticulosis puede incrementar el riesgo de ataques fatales en pacientes con corazones débiles.

En el siguiente resumen del artículo del Dr. Sikirov, algunos términos médicos podrán ser poco conocidos. «Maniobra Valsalva» significa empujar hacia bajo con el diafragma mientras se contiene la respiración. Según la enciclopedia, esta maniobra «incrementa la presión en la cavidad torácica e impide el retorno de la sangre venosa al corazón». Otro término técnico es «síncope», que significa «desvanecimiento».

En un grado considerable, los eventos cardiovasculares durante la defecación son la consecuencia de una postura sentada de defecación antinatural (para un ser humano) en un inodoro común o en un “cómodo”. El esfuerzo excesivo, que se expresa en intensas y repetidas maniobras Valsalva, es necesario para vaciar los intestinos en la posición sentada. La maniobra Valsalva, que afecta adversamente al sistema cardiovascular es el factor causativo del síncope de muerte durante la defecación.

El sistema cardiovascular de una persona sana puede aguantar los esfuerzos intensos y repetidos durante la defecación, pero un sistema cardiovascular afectado puede fallar, resultando en un síncope o incluso la muerte. La postura en cuclillas durante la defecación está asociada con menores esfuerzos y puede evitar muchos de estos casos trágicos.

Además de esforzar al corazón, la maniobra Valsalva también lleva al prolapso de los órganos pélvicos, que se analiza en las secciones. Trastornos ginecológicos, Embarazo y Trastornos de la próstata.

Apendicitis

La apendicitis es una enfermedad de los países occidentalizados, virtualmente desconocida en el mundo en desarrollo. Según el esquema veremos cómo se produce la inflamación del apéndice.

Diapositiva2

En el diagrama del colon, la parte izquierda del diagrama corresponde al lado derecho del cuerpo

El ciego es una pequeña bolsa donde comienza el colon, en la sección derecha baja del abdomen. Los desperdicios del intestino delgado llegan al ciego mediante la válvula ileocecal (teóricamente es una válvula unidireccional). El apéndice es un tubo delgado pegado al ciego, con un canal que se abre a éste.

La materia fecal puede atascarse en este canal y causar que el apéndice se infecte e inflame. Debe realizarse cirugía en forma inmediata para quitarlo antes de que reviente, porque si no puede ser fatal. La razón es que en un inodoro sentado resulta fisiológicamente imposible comprimir el ciego. En lugar de eso, uno empuja hacia bajo con el diafragma mientras contiene la respiración. Esta maniobra infla y pone presión en el ciego, lo cual es análogo a apretar un tubo de pasta de dientes en el centro y causar que el fondo se infle. La presión puede empujar los residuos al apéndice, con consecuencias desastrosas.

Esta presión en el fondo también puede agobiar a la válvula ileocecal, cuyo propósito es proteger al intestino delgado de la contaminación fecal. Los análisis de enemas de bario y las cirugías intestinales muestran rutinariamente la fuga de desechos hacia el intestino delgado.La Enfermedad de Crohn se desarrolla en el área irrigada por este reflujo tóxico. Por más que haya esfuerzo, el ciego nunca se evacua. Los residuos se adhieren a la pared del colon e incrementan los riesgos de cáncer e inflamación (apendicitis incluida).

En contraste, en la postura en cuclillas, el muslo derecho aprieta el ciego desde su base y empuja sus contenidos hacia el colon ascendente, en donde los movimientos del intestino (peristalsis) se los llevan. No hay necesidad de aguantar la respiración o empujar hacia bajo puesto que la postura genera la presión automáticamente.

Toda la fuerza está dirigida hacia arriba, por lo que el apéndice se mantiene limpio y la válvula ileocecal se mantiene cerrada. Como el resto del colon, su diseño implica la postura en cuclillas.

Prevención de Hemorroides

Dos problemas comunes son las hemorroides y el estreñimiento,  son las dos caras de la misma moneda. Las hemorroides son venas en la pared del recto y del ano que se han retorcido, hinchado e inflamado. Se pueden formar ya sea interna o externamente, y los grumos resultantes pueden causar dolor y sangrado.

Las hemorroides son la mayor parte del tiempo creadas por un aumento de la presión, por lo general de esfuerzo para tener un movimiento intestinal. Las hemorroides son comunes en las personas con trastornos digestivos crónicos – especialmente estreñimiento. También se observa en los ancianos, y durante el embarazo. Durante el embarazo la presión adicional que el feto pone en su útero puede causar hemorroides. El parto puede aumentar el problema, pero afortunadamente, la mayoría de las hemorroides causadas por el embarazo desaparecen después del parto.

Desafortunadamente, muchas personas sufren innecesariamente debido a que tienen vergüenza de hablarlo con su médico. Afortunadamente, estos problemas demasiado comunes se pueden resolver con estrategias similares, ya que comparten los mismos factores causales, incluyendo la típica dieta occidental, la falta de ejercicio, la deshidratación crónica y estrés. Las encuestas indican que en los países occidentales, un total de  la mitad de la población mayor de 40 años de edad pueden sufrir de hemorroides.

Existe investigación que duda de la teoría  de que las hemorroides son causadas por la carencia de  fibra dietética, pero no por otros factores, como la pérdida de la «dieta ancestral», y el esfuerzo asociado para defecar en una posición sentada.

El Dr. Berko Sikirov, un médico israelí que estudió los efectos de la eliminación en cuclillas, ha encontrado que las hemorroides se han eliminado virtualmente cuando las victimas cambiaron su posición de ir al baño al sentarse por acuclillarse. Sikirov concluyó que las hemorroides son el resultado del agravamiento continuo y lesiones por el esfuerzo por defecar excesivo, al intentar defecar sentado. El esfuerzo es necesario para superar la constricción en el recto diseñado para mantener la continencia.

Se aconseja que para prevenir las hemorroides, se debe también mantenerse hidratado con suficiente  agua todos los días, tratar de controlar el estrés emocional, y hacer mucho ejercicio. Asegurar  una  alimentación que incluya muchos  probióticos, como los tradicionalmente presentes en los alimentos fermentados como el chucrut y otros vegetales fermentados, que son importantes para el mantenimiento óptimo de la flora intestinal.

Ocasionalmente una deficiencia de bioflavonoides permite que los vasos sanguíneos se rompan más fácilmente y si este es el caso un suplemento llamado rutina es particularmente útil en la corrección. Si  salen moretones con facilidad es una fuerte sugerencia de que se beneficiarían de tomar rutina.

Estrategias Naturales para la Relajación de la Constipación

El riesgo de hemorroides aumenta considerablemente si se tiene episodios recurrentes de estreñimiento. Uno de los mayores obstáculos para el éxito puede ser el no darse cuenta de que se está estreñido. Los movimientos regulares del intestino son extremadamente importantes para la salud, ya que, sin ellos, las toxinas se acumulan y recirculan en el torrente sanguíneo. Si la eliminación no es regular y completa, los desechos se secan y se endurecen en las paredes del colon.

El estreñimiento ha demostrado aumentar el riesgo de cáncer de colon y se ha implicado en la diverticulosis y la apendicitis.

La medicina convencional normalmente define el estreñimiento por dos o tres movimientos intestinales a la semana. Pero  realmente se debería tener una evacuación al día, y preferiblemente dos o tres. Así que si se tiene menos de un movimiento intestinal por día, se debe tomar medidas para mejorarlo. Algunas de las causas comunes del estreñimiento incluyen el abuso de laxantes, el hipotiroidismo, IBD, y hacer caso omiso de la necesidad ir al baño. Si se constantemente hace caso omiso a la necesidad de evacuación intestinal – por ejemplo, evitar el uso de un baño público – con el tiempo puede dejar de sentir la necesidad de ir al baño.

El uso acumulado de laxantes comerciales durante su vida, se ha asociado con un mayor riesgo de cáncer de colon. No  son una buena opción, ya que el cuerpo puede hacerse dependiente de ellos y  pueden disminuir la capacidad de que el colon se contraiga y puede incluso dañar eventualmente  los nervios de su intestino grueso, músculos y otros tejidos. Esto se aplica tanto a los laxantes farmacéuticos, así como también hierbas como la cáscara. Afortunadamente, a pesar de que el estreñimiento es muy común, también es generalmente temporal y relativamente fácil de resolver – sin recurrir a laxantes.

Para más información sobre Colitis y Enfermedad de Crohn, ver el sitio www.crohnsresource.com

Según Jonathan Isbit de Natural´s Platform:

«Por razones de seguridad, la naturaleza ha creado deliberadamente obstáculos para la evacuación que sólo pueden ser removidos en la posición de cuclillas. En cualquier otra posición, el colon esta por default en “modo continencia”. Por esta la razón la postura convencional para hacer del baño sentado evita que el colon se apoye de las caderas y deja el recto atascado por el musculo puborrectal. Estos obstáculos hacen que la eliminación sea incompleta y difícil – es como si intentara manejar un carro teniendo el freno de estacionamiento.

La evacuación crónicamente incompleta, combinado con la extracción constante de agua, hace que los desechos se adhieran a la pared del colon. Las vías son cada vez más estrechas y las células comienzan a asfixiarse. La exposición prolongada de toxinas a menudo dará lugar a mutaciones malignas. «

Él explica la manera como el pliegue donde el sigmoide se une con el recto (ver diagrama anterior) cumple una función importante en la continencia. “Aplica los frenos” del flujo de la peristalsis, reduciendo la presión sobre el músculo puborrectal.

Ventajas de defecar en cuclillas

 Según el artículo de Isbit, hacer del baño en cuclillas ofrece las siguientes ventajas:

1.Hace la eliminación más rápida, más fácil y más completa. El acuclillarse causa estiramiento del recto, relaja el musculo puborrectal- que normalmente cierra el recto para mantener la continencia-  y le permite la evacuación completa del intestino y el apéndice sin causar tensión, lo cual previene el estancamiento fecal -factor central en el cáncer de colon, la apendicitis y la inflamación intestinal- y la acumulación de toxinas en su tracto intestinal

2.Protege los nervios que controlan la próstata, la vejiga y el útero, evitando que se restiren y se dañen.

3.Sella con seguridad la válvula ileocecal, entre el colon y el intestino delgado. En la postura sentada convencional, esta válvula carece de soporte y muchas veces gotea durante la evacuación, contaminando el intestino delgado.

4.Usa los muslos para soportar el colon e impedir tensiones. Las tensiones crónicas en el inodoro pueden causar hernias, diverticulosis y prolapso del órgano pélvico.

5.Es un muy eficaz tratamiento no invasivo para las hemorroides, según indican publicaciones clínicas de investigación.

6.En las mujeres embarazadas, estar en cuclillas evita la presión sobre el útero cuando van al baño. Estar en cuclillas diariamente ayuda a preparar a la futura madre para un parto más natural.

Contaminación del intestino delgado

El Dr. William Welles, un quiropráctico de San Diego, descubrió que los inodoros modernos causan contaminación fecal en el sistema digestivo en70 a80% de la población.

La válvula ileocecal, ubicada entre el intestino delgado y el colon, está diseñada para evitar el retroflujo de los desechos. Si tiene fugas, pueden entrar bacterias E. coli en el intestino delgado y ser absorbidas por el flujo sanguíneo, lo cual fuerza al hígado a eliminar esas toxinas.

La invasión de bacterias fecales también puede causar inflamación del intestino delgado. Esta condición se conoce como «ileítis» y es una forma de inflamación intestinal.

Según investigaciones de F.A. Hornibrook, el diseño de los inodoros occidentales desobedece las leyes dela Naturalezaal fomentar que la persona haga presión sin el soporte natural dado a las paredes abdominales por los muslos cuando se está en la postura en cuclillas.

Entonces usó pruebas de los músculos para verificar su hipótesis. Cuando las personas se sentaban en la posición fomentada por los inodoros occidentales y hacían presión para eliminar las heces fecales, los músculos se debilitaban inmediatamente y la válvula ileocecal se hinchaba … Esta válvula es vital para la adecuada plomería intestinal, y su disfunción en la causa básica de muchas de las enfermedades de la civilización moderna .

Embarazo y parto

Diapositiva7

Esta postura de Yoga se llama «preparación para malásana» Prepara la flexibilidad para el parto natural (y para la eliminación) Resulta más fácil con la espalda contra la pared.

Los educadores para el parto siempre aconsejan a las mujeres evitar la «maniobra Valsalva» en la que se aguanta la respiración mientras se hace esfuerzo, porque hace una gran presión sobre el útero y el piso pélvico.

Desafortunadamente, esta maniobra es imposible de evitar cuando se usa un inodoro convencional, lo cual explica por qué las futuras madres encuentran que la evacuación diaria es una experiencia tan incómoda y frustrante. El estreñimiento durante el embarazo se considera «normal» porque la mayoría de los médicos ignoran el diseño anormal de los inodoros modernos.

Además de mejorar la eliminación, ponerse en cuclillas también ayuda en otras formas durante el embarazo:

1.         Previene las hemorroides, que afectan hasta al 50% de las mujeres embarazadas (de acuerdo con aHealthyMe.com)

2.         Evita la acumulación de toxinas en el colon, lo cual da al embrión un entorno más limpio y sano.

3.         Desarrolla la flexibilidad necesaria para dar a luz en la postura más ventajosa y natural. Ponerse en cuclillas abre por completo el canal de parto, maximiza el poder de los músculos abdominales y ayuda a proteger el piso pélvico de lesiones.

Extendiéndonos sobre otras patologías femeninas cabe mencionar la historia de la  Dra. Akilah El, PhD,ND Fundador de Sanación Celestial , naturópata, con un profundo entendimiento (y experiencia personal) de patología ginecológica.

Dra. Akilah El

En  un escrito del 17 de Abril de 2000 cuenta que en 1991, mientras aún era estudiante, le diagnosticaron cáncer cervical y fibroides uterinos. Ignorando las alarmantes advertencias de su ginecólogo, se curó sola sin drogas, cirugía o radiaciones.

Un factor primordial en su recuperación fue la adopción de la postura en cuclillas para la eliminación, que alivió la presión sobre el piso pélvico y permitió al nervio pudendo repararse a sí mismo. De esta forma, los órganos pélvicos se reconectaron con el sistema nervioso central: la energía e inteligencia que nos protege de las enfermedades.

La Dra. Akilah ha verificado repetidamente la eficacia de este sencillo cambio de estilo de vida para ayudar a sus pacientes a resolver enfermedades ginecológicas. Los resultados la han convencido de que «el 98% de todas las histerectomías son innecesarias y peligrosas».La Dra. Akilahresumió su programa de auto cura en una cinta titulada «Sanar nuestra matriz – La causa, cura y prevención de los fibroides uterinos

Un estudio publicado en 1969 en la revista Journal of Obstetrics and Gynaecology of the British Commonwealth encontró que la postura en cuclillas aumenta el área disponible en el canal de parto entre 20 y 30%.25   El inodoro de asiento hizo a las mujeres incapaces de mantenerse prolongadamente en cuclillas, lo cual promovería un trabajo de parto más cómodo y mejor, y también reduciría la necesidad de intervenciones médicas en forma de fórceps, extractores de vacío, anestesia epidural y episiotomías.

La forma más drástica de intervención médica es la cesárea. En 2007, el 32% de los nacimientos en Estados Unidos fueron por cesárea.     Esta alarmante estadística indica que las mujeres están perdiendo la capacidad de dar a luz en forma natural. El inodoro moderno ha alejado a las mujeres de la postura para dar a luz con la que fueron diseñadas.

Las altas tasas de cesáreas son otro resultado de usar la postura equivocada para el alumbramiento. Se teme al parto natural (vaginal) porque se realiza en forma antinatural y peligrosa. Más del 32% de los nacimientos de 2007 en Estados Unidos fueron mediante cesárea.

Las posturas convencionales para el alumbramiento —recostada y semisentada— cierran el canal de parto entre un 20 y un 30%.25   El recién nacido es usado como “cuña” para forzar la apertura del canal de parto. Los obstetras, que desconocen lo que causa la obstrucción, recurren a drogas y complejos aparatos para «extraer» el feto. Esos procedimientos burdos y forzados aumentan el riesgo de lesiones para la madre y el recién nacido.

En casi todos los hospitales se prohíbe el uso de la postura en cuclillas, por lo que las mujeres deben recurrir a la maniobra Valsalva. Aguantan la respiración y empujan con toda su fuerza, sin saber que el canal de parto está parcialmente cerrado, y esta maniobra ejerce una enorme presión sobre el piso pélvico.

Un resultado usual es el daño al nervio pudendo, que conecta la pelvis con la espina dorsal. Los daños al nervio pueden llevar a incontinencia de vejiga y desequilibrios hormonales, debido a la ruptura en la comunicación entre el cerebro y la pelvis. La depresión posparto es un síntoma de desequilibrio hormonal.

Dar a luz en la postura en cuclillas no requiere la maniobra Valsalva. Además de abrir por completo el canal de parto, la postura comprime en forma natural la cavidad abdominal para empujar al recién nacido sin ejercer presión o contener la respiración.

La postura completa en cuclillas también minimiza el riesgo de hernias pélvicas, muchas veces causadas por los esfuerzos durante el parto, pues la vejiga, el útero o los intestinos pueden ser desalojados de su lugar y empujados hacia la vagina. Estas hernias son extremadamente comunes en el mundo occidental, pero en el mundo subdesarrollado, donde se emplea la postura en cuclillas, las mujeres se mantienen «relativamente inafectadas por problemas del piso pélvico».

Los seres humanos deberían dar a la luz con la misma facilidad que los demás animales, y así sucede con más de dos terceras partes de las mujeres en el mundo, que emplean la misma postura que han empleado toda su vida para las funciones corporales.

Al redescubrir cómo es que el cuerpo fue diseñado para funcionar, las mujeres pueden en gran medida reducir el estrés del embarazo y el parto. Dar a luz nunca ha sido carente de esfuerzo, pero puede ser una experiencia mucho más segura, sencilla y feliz”.

Propuestas para hacer en casa

A los fines de facilitar un cambio de hábitos se ofrece algunas opciones.

En forma casera  se realiza una especie de plataforma, porque no es conveniente subir en el asiento del inodoro para estar en posición de cuclillas.

Alguien que es muy flexible y ágil podría ser capaz de hacer eso, pero hay dos factores a tener en cuenta.

El primero es la comodidad. Los Inodoros no están diseñados para soportar la tensión concentrada de alguien en cuclillas (especialmente alguien pesado). Se han sabido para colapsar y causar lesiones graves a partir de piezas de porcelana dentado En más de 3 años de pruebas con cientos de personas, el veredicto unánime fue que este tipo de plataforma es mucho más cómodo, estable y fácil de usar que mantener el equilibrio sobre el asiento del inodoro o el borde de la taza. El segundo factor es la seguridad. El uso de un inodoro de esta manera se pueden desprender los tornillos que lo sujetan al suelo. Una vez que el sello entre el inodoro y el tubo de desagüe está roto, puede filtrarse en la casa gas metano tóxico.

Pero también hay un tipo de plataforma que se comercializa para agregar al inodoro común

La inclinación de cinco grados de esta plataforma permite que sus pies permanezcan planos  y no hay necesidad de mantener el equilibrio sobre las puntas de los pies.

Este tipo de plataforma puede ser usada por ancianos si sus rodillas y las caderas son lo suficientemente flexibles como para ponerse en cuclillas sin molestias.  Sin embargo, si hay alguna sensación de inestabilidad o tendencia a perder el equilibrio, entonces se debe incorporar algo a qué aferrarse. Fijar asideros en la pared, o ajustar una silla en frente del inodoro (de espaldas) para que pueda mantenerse en la parte posterior de la silla.

Para no  estar tan alto hay una manera de ponerse en cuclillas cerca del suelo.  Sólo hay que poner un recipiente en el suelo y las almohadillas a ambos lados. Las almohadillas pueden ser bloques de concreto, o libros de teléfono, o tablones de madera. La versión que se muestra aquí tiene una pendiente hacia adelante para los pies permanezcan planos y evitar que caiga hacia atrás .

La  posición de sentado  ha causado una enorme cantidad de sufrimiento innecesario y el desperdicio anual de enormes cantidades de dinero en costos médicos. Por lo cual la intención de este artículo es ofrecer información genérica que contribuya al bienestar de las personas, como así reconocer que ha llegado  el momento de reconectar al hombre occidental con sus hábitos naturales

Adela Álvarez

 Ecosalud

Febrero 2013

 Fuentes:

Beneficios para la salud de la posición natural en cuclillas- Jonathan Isbit http://www.naturesplatform.com/health_benefits_sp.html

Colitis y Enfermedad de Crohn www.crohnsresource.com

La apendicitis como causa más común de que un niño requiera cirugía abdominal de emergencia www.KidsHealth.org

Apendicitis www.emedicine.com

Trastornos del piso pélvico en la población en general http://www.adelaide.edu.au/pr/media/releases/2000/pelvic00.html

www.president.harvard.edu/history/.

 

 

 

 

 

 

 

Apendicitis

La apendicitis es una enfermedad de los países occidentalizados, virtualmente desconocida en el mundo en desarrollo. Según el esquema veremos cómo se produce la inflamación del apéndice.

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.