“Cambiar las ciudades para construir oportunidades” 1º Lunes de Octubre -Día del Hábitat

Este día empezó a celebrarse a partir de 1986  instándose  a los Estados Miembros, los gobiernos locales y los ciudadanos de todo el mundo a actuar para hacer sus  ciudades y comunidades más seguras.

Hoy, más de 1,6 mil millones de personas viven en situaciones inadecuadas de vivienda alrededor del mundo, y más de 1.000 millones de personas  viven en asentamientos precarios. Si no se tomara acción alguna, se espera que en los próximos 30 años este número crezca a 2 mil millones de personas.

En la Conferencia sobre el Desarrollo Sostenible celebrada en Río de Janeiro este año, se reconoció la importancia de las ciudades para alcanzar sociedades sostenibles del punto de vista económico, social y ambiental. Se subrayó la importancia de las asociaciones mundiales para aplicar el Programa de Hábitat y se destacó la función central de los gobiernos municipales en la conformación de una visión de ciudades sostenibles, desde la planificación de nuevas zonas urbanas hasta la revitalización de ciudades y barrios más antiguos.

Cada año el Día Mundial del Hábitat elige un tema diferente, que generalmente está relacionado con el hábitat del ser humano: la ciudad y la vivienda . Dado las diferentes formas de lucha y cultura política en el mundo, se hace difícil determinar una consigna que funcione en todos los países, por lo que cada organización local o nacional ha definido los temas, las demandas y los lemas/consignas para su país o ciudad, enfatizando las luchas locales más destacadas sobre: derecho universal a la vivienda , a la no “privatización” gubernamental de los servicios de agua u otros servicios básicos vinculados con el derecho a la vivienda  etc . Asimismo,la ONU creó una agencia especializada: el Centro de Naciones Unidas para los Asentamientos Humanos (CNUAH). Éste Programa constituye un llamamiento mundial en un marco de objetivos, principios y compromisos destinados a la consecución de una visión positiva de los asentamientos humanos sostenibles. Esto significa que todas las personas tengan una vivienda adecuada, un entorno salubre y seguro, acceso a los servicios básicos y un empleo productivo ; trabaja principalmente por el logro del derecho de todo ser humano para contar con un lugar en el cual vivir en paz y dignidad, tanto en los países en desarrollo como en los países desarrollados. De igual forma busca mejorar las condiciones de vida y de trabajo de los más necesitados en los asentamientos de bajos ingresos. Pero otro de los parámetros importantes a considerar  que van de la mano de la urbanización ,es el aumento de la violencia y delitos urbanos que generan un “estado de guerra” en algunas áreas pobres y sobre pobladas o con asentamientos irregulares. Es por ello que la primera demanda  en muchas ciudades grandes es la seguridad. Pero la política común de respuesta a la violencia urbana, enfocada exclusivamente en el papel de la policía, es insuficiente si no es acompañada por políticas de prevención del delito que cuenten con el apoyo de coaliciones de la sociedad civil.

Estamos muy lejos de convertir en realidad el ideal de unas ciudades sostenibles e inclusivas. Las zonas urbanas son responsables de la mayor parte de los desechos y la contaminación que producimos

Para el PNUD (Programa de Naciones Unidas Para el Desarrollo) es imperativo promover el diseño de políticas de desarrollo social armónicas con la nueva realidad urbana. Con el fin de  desarrollar  una buena gestión asegurando que las decisiones se adopten para el bien colectivo, considera importante también la incorporación de la mujer en la gestión urbana , dada que por  su experiencia en la tarea de velar por el bienestar de sus familias, toman la delantera en la creación de movimientos urbanos de base. Su protagonismo  quedó reflejado en la. lucha para transformar totalmente la gestión urbana  en numerosos países  , como por ejemplo las madres en América Latina iniciaron la campaña “vaso de leche” , participaron en la lucha contra la epidemia de cólera en las ciudades mediante la mejora del saneamiento, y crearon asociaciones de madres que propiciaron que las mujeres ocuparan cargos de dirección al nivel local. En Asia, las mujeres luchan contra los desalojos y en pro de los derechos civiles como residentes de la calle. En África, grupos de mujeres siguen llevando a cabo mejoras de los hogares y los vecindarios. En Europa y América del Norte las mujeres han cabildeado en pro del mejoramiento de la planificación y el transporte etc..

Este Día Mundial del Hábitat, es una oportunidad para elevar nuestras voces colectivas, con el fin de cambiar los sistemas, las políticas y las actitudes que perpetúan la vivienda inadecuada, y lograr además  que el hábitat cumpla los requisitos que la habiliten para ser realmente un lugar saludable, dado que los materiales y/o modos de construcción, hacen que la vivienda se convierta en un lugar muchas veces  insalubre, generando diferentes formas  de contaminación que hipotecan la calidad de vida . Al sensibilizar, promover, defender e incidir sobre el derecho universal a la vivienda, deseamos que la vivienda pueda convertirse en una realidad para todos.

Adela Alvarez- Humberto Nadal

Ecosalud- Tucumán- Argentina

Año 2012

 

 

Lic. Adela Álvarez

Miembro de la Comisión Cambio Climático del Consejo Consultivo de la Sociedad Civil – Cancillería Argentina

Deja tu comentario