El Agua como sustento de la Vida

 

Actualmente el mundo vive una severa crisis del agua provocada por múltiples aspectos que incluyen la contaminación ambiental, el cambio climático y el alto crecimiento demográfico, lo cual genera  que casi dos mil millones de personas vivan en regiones que sufren insuficiencia o no tienen acceso al agua  potable . Dos mil 500 millones carecen de sanidad apropiada. Más de 5 millones mueren cada año por enfermedades relacionadas con el agua contaminada.

La escasez creciente de agua y de la rivalidad que esto provoca, constituyen una amenaza a la paz mundial y a la eliminación de la pobreza .La lucha por el control del recurso hídrico es ya causa de conflictos  sociales a diferentes escalas y de distinta intensidad.. Esto se agrava a causa de problemas relativos a la gestión de esos recursos y al buen gobierno.

El Agua comienza a instalarse como tema de debate mundial hace casi 20 años .  En 1993  las Naciones Unidas (ONU) instala el Día Mundial del Agua e insta  a los gobiernos nacionales a realizar actividades destinadas generar conciencia en la sociedad e implementar iniciativas concretas,

Otra iniciativa dada a conocer en el año  2002 es El Índice dela Pobrezadel Agua (IPA),   un nuevo índice global para la gestión eficiente del agua, desarrollado por un grupo de 31  investigadores en consulta con más de 100 profesionales del agua en el mundo. A  nivel internacional, el IPA clasifica a 147 países según cinco indicadores:

1. Recursos: volumen de agua disponible per cápita, en superficies y subterránea.

2. Acceso: relacionado con la distancia que nos separa de la fuente de agua y con el tiempo que necesitamos para abastecernos de agua en casa. También  se refiere al agua para regadío.

3. Capacidad: define la habilidad de un país para comprar y administrar agua y mejorarla (por ejemplo, si se lleva a cabo un saneamiento seguro, la existencia  o  no  de  instalaciones  de  tratamiento,  etc.).  También  tiene  en  cuenta  las  medidas en materia de educación y salud que se toman en relación con el agua.

4. Uso: la manera en la que utilizamos el agua; se tiene en cuenta si hacemos un  uso eficiente y de ahorro.

5. Impacto ambiental: se evalúa si los ecosistemas y las especies se ven afectadas por el uso y el consumo de agua que hace la población humana.

De acuerdo a Caroline Sullivan, que condujo un equipo interdisciplinario para desarrollar el concepto del IPA en el Centro parala Ecologíae Hidrología de Wallingford, Reino Unido., «los nexos entre pobreza, privación social, integridad ambiental,  disponibilidad del agua, y salud se distinguen claramente en el IPA, permitiendo a los hacedores de políticas y a los grupos interesados identificar dónde existen  problemas y las medidas apropiadas para encarar sus causas”.

«El IPA demuestra que no es la cantidad de recursos disponibles la que determina los niveles de pobreza en un país, sino la eficacia en el uso de esos recursos», dice Sullivan.

Con el IPA quedan demostrados los vínculos entre la pobreza del agua y la pobreza del ingreso.

      Según este estudio, los 10 países más ricos en agua del mundo son, en orden descendente: Finlandia, Canadá, Islandia, Noruega, Guyana, Surinam, Austria, Irlanda, Suecia y Suiza. Y los situados últimos en la clasificación, Haití, Níger, Etiopía, Eritrea, Malawi, Djibouti, Chad, Benin, Ruanda y Burundi.

De acuerdo a esos parámetros Chile es el país mejor posicionado de America Latina. Mientras que la capacidad en Argentina es alta, el país obtiene bajo puntaje en el uso, reflejando algún grado de ineficiencia particularmente en los sectores industrial y agrícola.

También es significativo conocer los impactos de la huella hídrica de los bienes y servicios que consumimos. En este aspecto cabe destacar el informe «Huellas de agua de las naciones», elaborado porla UNESCO), que ofrece una lista de varios productos de consumo habituales con sus correspondencias en litros de agua virtual de los cuales detallamos algunos :

1 par de zapatos (piel de vacuno) requiere8.000 litrosde agua , 1 camiseta de algodón (talla media,500 g) requiere4.100 litros, 1 hamburguesa (150 g) requiere2400 litros, 1 taza de café (125 ml) requiere140 litros, 1 vaso de jugo de naranja (200 ml) requiere170 litros, 1 manzana (100 g) requiere70 litros, 1 hoja de papel A4 (80 g/m2) requiere10 litros, 1 huevo (40 g) reauiere135 litros

1 tomate (70 g) requiere13 litros, 1 porción de pan (30 g) requiere40 litros, 1 vaso de vino (125 ml) requiere120 litros, 1 microchip (2 g) requiere32 litros

A esto hay que sumar los  costos ambientales, sociales y  sanitarios . La calidad del agua es un factor determinante de la salud pública y de los ecosistemas, que restringe la oferta de agua y su distribución potencial para los diferentes  usos. El agua está asociada a la transmisión de enfermedades que afectan la salud  humana, ya sea por ingestión directa o mediante la contaminación de los alimentos, por lo que su calidad está absolutamente relacionada con la calidad de vida de la población

El monitoreo de la calidad del agua es un proceso que  debe ser eficaz, regulado y actualizado. Las deficiencias en el monitoreo de la calidad del agua determinan impactos negativos en la salud pública y en el ambiente difíciles de cuantificar.

Se calcula que en América Latina, las diarreas por beber agua contaminada causan la muerte de 100.000 niños por año. La mayoría podría ser evitada si entre la población se difundieran métodos sin costo o sumamente económicos para potabilizar el agua, como los que se basan en la energía solar. El método SODIS (del inglés «Solar Disinfection») fue inventado en 1995 y desarrollado por el Instituto Federal Suizo de Ciencia y Tecnología del Agua.

También contamos en Argentina con  el grave problema de la contaminación natural con arsénico, presente en napas subterráneas de Salta, Tucumán, Chaco, Santiago del Estero, Córdoba, Santa Fe, San Luis, Formosa, Mendoza y norte de Buenos Aires. Causa enfermedades en la piel y, en un 30%, la muerte por cáncer de piel y de órganos internos los científicos, en busca de un método sencillo que la población pueda adoptar fácilmente, hallaron una vuelta de tuerca en la remoción de arsénico por oxidación solar. Al agua expuesta al sol se le agrega unas gotas de jugo de limón y unos gramos de hierro (por ejemplo, alambre de enfardar o viruta de acero). Por la noche, la botella se deja en posición vertical, para facilitar que los óxidos de hierro caigan al fondo. Y por la mañana, el agua se cuela por un paño de tela o por un filtro cerámico, como un poco de arcilla del lugar.

En cambio, la eliminación es total empleando dióxido de titanio (TiO2) como foto catalizador. Son nano partículas aglomeradas, que absorben la luz ultravioleta y la usan para llevar a cabo reacciones químicas, como destruir materia orgánica o tóxicos, aun pesticidas. Unos gramos de polvo de TiO2 disueltos en agua hacen que se adhiera a las paredes internas de la botella que se pondrá al sol, la que puede seguir utilizándose así durante mucho tiempo. El proceso químico evita que haya que filtrar el agua.

Otro método efectivo  es usar el clorito de sodio (no confundir con hipoclorito de sodio ) que elimina todo virus , bacterias o patógenos en el agua.

Estos ejemplos sirven a la hora de difundir estas propuestas en comunidades que tal vez no cuentan con saneamiento básico o tienen problemas con el agua que consumen

Tampoco el agua de red está exenta de problemas, por lo que consideramos  importante solicitar a los gobiernos mejorar la gestión con respecto a la forma de potabilizar el agua . De hecho, cada vez más científicos y médicos denuncian la alarmante baja calidad del agua que se consume en el mundo asegurando que se trata de «agua muerta, desestructurada y, a veces, contaminada por los propios productos y mecanismos que se utilizan para depurarla».

Por ejemplo, la cloración no parece ser el más saludable de los procedimientos de purificación del agua si se tiene en cuenta que el cloro es venenoso, destruye la vitamina E, altera la flora intestinal , puede irritar el estómago y está relacionado con cáncer de vejiga según numerosos estudios.

O sea tenemos agua potable pero ¿saludable?…

Creemos  que el aporte más concreto e importante de ahora en adelante que podríamos hacer como ciudadanos  es comenzar a cambiar nuestra realidad cotidiana para convertirnos en parte de la solución y dejar de ser parte del problema. Que comencemos a consumir solo lo necesario, a no desperdiciar, a tener en cuenta la huella hídrica, o sea el volumen total del agua en todos los procesos de producción  de los bienes o servicios que consumimos, priorizando productos que consideremos importantes que demanden menos agua virtual ,  reducir el consumo de los que tengan más o exigir la implementación de sistemas más eficientes en la gestión del agua, ya que en este momento no es suficiente con cerrar el caño y usar solo lo necesario. Tanto los gobiernos como los consumidores debemos tener en cuenta nuestra «huella de agua» para evitar problemas de escasez, que se relacionan con el consumo insostenible y la mala gestión de este preciado recurso

.

Lic Adela Alvarez – Humberto Nadal

Ecosalud- Tucumán

Año 2012

Recomendamos

http://ecosalud.info/videos/nueva-cultura-del-agua/

http://ecosalud.info/ambiente/cristales-del-agua/

http://ecosalud.info/ambiente/la-cultura-del-agua-algunos-consejos/

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.