Potenciar el sistema inmunológico del organismo

- Salud | Videos

timo

¿Qué es el timo?

En el centro del pecho, detrás del hueso donde la gente toca cuando dice ‘yo’, queda una pequeña glándula llamada TIMO. Su nombre en griego, ‘thýmos’, significa energía vital.

 Es una glándula que pertenece al sistema linfático  y está constituida por dos lóbulos, situada entre el  corazón y detrás de la parte superior el esternón.  Se prolonga a veces hasta la parte baja del cuello.  Crece bastante en nuestros primeros años de vida  pero en la pubertad inicia una lenta involución y  parte de la glándula se convierte en tejido graso.  La principal función del timo es la de producir  linfocitos T, que éstos aprendan a reconocer a las  células del organismo. También controla otras  hormonas que son importantes en el crecimiento  y en el proceso de envejecimiento. Los linfocitos  T son liberados al torrente sanguíneo. Llegan  finalmente a los ganglios linfáticos, al bazo, a las  amígdalas y a las placas de Peyer en el intestino  delgado. Hoy en día se sabe que el timo es capaz  de modificar los linfocitos procedentes de la  médula ósea en linfocitos madurados T, que son  el arma principal del sistema inmunológico. Por  consiguiente, lo ayuda a combatir enfermedades.  Muchos estudios se centran en tratar el VIH, el  cáncer y la tuberculosis. La ciencia ha pasado de  ignorar esta glándula que creía inútil y prescindible  a intentar volverla más activa y longeva.

Pero el timo sigue siendo un ilustre desconocido. El crece cuando estamos alegres y encoje a la mitad cuando estamos estresados y aún más cuando nos enfermamos.

Esa característica confundió durante mucho tiempo a la medicina, que solo lo conocía a través de las autopsias y siempre lo encontraba achicado y encogido.

Se suponía que se atrofiaba y dejaba de trabajar en la adolescencia, tanto es que durante décadas los médicos americanos bombardeaban timos perfectamente saludables con altas dosis de rayos X, creyendo que su ‘tamaño anormal’ podría causar problemas.

Más tarde la ciencia demostró que, así mismo encogiéndose después de la infancia, el sigue siendo activo; es uno de los pilares de nuestro sistema inmunológico, junto con las glándulas adrenales y la espina dorsal y está directamente conectado a los sentidos, la conciencia y el lenguaje.

Como una central de teléfonos por donde pasan todas las llamadas, hace conexiones para afuera y para adentro… Si somos invadidos por microbios o toxinas, reacciona inmediatamente produciendo células de defensa.  Pero también es muy sensible a imágenes, colores, luces, olores, sabores, gestos, toques, sonidos, palabras y pensamientos. .

Amor y odio lo afectan profundamente
Pensamientos negativos tienen más poder sobre él, que los virus y bacterias.

Como esa actitud negativa no existe en forma concreta, el timo intenta reaccionar y se debilita, luchando contra un invasor desconocido y abre espacios para síntomas de baja inmunidad, como los herpes.
En compensación, pensamientos positivos consiguen activar todos sus poderes, recordando que la fe remueve montañas.

Un test del pensamiento Este simple test puede demostrar esa conexión.
Cierra los dedos pulgar e índice en la posición de ‘ok’, apriete con fuerza y pida a alguien para intentar abrirlos en cuanto piensa ‘estoy feliz’.
Después repita pensando ‘ estoy infeliz’.

La mayoría de las personas conserva la fuerza en los dedos con el pensamiento feliz y se debilita cuando piensa que está infeliz. (Sustituya los pensamientos por un delicioso helado de chocolate, una torta de coco, rellena con crema, para ver que sucede…)

Ese mismo test sirve para diagnosticar situaciones bastante más complejas.
Por ejemplo, el médico necesita un diagnóstico diferencial, su paciente tiene síntomas en el hígado que tanto pueden significar cáncer, cuanto abscesos por amebas.

Usando láminas con muestras o mismo representaciones gráficas de una u otra hipótesis, testea la fuerza muscular del paciente estando en contacto con ellas y llega al resultado deseado.
Las reacciones son consideradas respuestas del timo y el método, que ha sido demostrado en congresos científicos alrededor del mundo, ya es enseñado en la Universidad de Sao Paulo (Brasil) y a médicos acupunturistas.

El detalle curioso es que el timo queda bien pegado al corazón que se acaba ganando todos los créditos con relación a sentimientos, emociones, decisiones, manera de hablar, de escuchar, estado de espíritu, etc…’

‘Estoy con el corazón apretado’, por ejemplo, revela una situación real del timo que solo por reflejo envuelve el corazón en el problema. El propio chakra cardíaco, fuente energética de unión y compasión, tiene más a ver con el timo que con el corazón y es en ese chakra que, según las enseñanzas budistas, que se da el pasaje del estado animal al estado humano.

¡Que interesante!, usted puede estar pensando, pero ¿y que con eso?’
Resulta que, si Usted quiere, puede ejercitar el timo para aumentar su producción de bienestar y felicidad.

Por la mañana, al levantar, o en la noche antes de acostarse:
a) – De pie, las rodillas ligeramente dobladas, (la distancia entre los pies debe ser la misma de los hombros). Ponga el peso del cuerpo sobre los dedos y no sobre el talón y mantenga toda la musculatura bien relajada.
b) – Cierre cualquier de las manos y comience a dar golpecitos continuados con los nudos de los dedos en el centro del pecho, marcando el ritmo así: una fuerte y dos débiles. Siga haciéndolo entre 3 y 5 minutos, respirando tranquilamente, mientras observa la vibración producida en toda la región torácica. (Yo hago 20 toques por la mañana y 20 toques por la noche).

El ejercicio estará atrayendo la sangre y la energía para el timo, haciéndolo crecer en vitalidad y beneficiando también los pulmones, corazón, bronquios y garganta. O sea, llenando el pecho de algo que ya era suyo y solo estaba aguardando una mirada de reconocimiento para transformarse en coraje, calma, nutrición emocional.

Ejercicios para Activar el Timo (Video) http://www.youtube.com/watch?v=uyJKUfhIOtY&feature=player_embedded

Aspectos emocionales:  Conviene ser conscientes de cómo somos para  vaciarnos de lo adherido y adquirir herramientas  emocionales que nos ayuden a equilibrarnos.

Te invito a que reflexiones sobre las siguientes  preguntas:

¿Me siento atacado con frecuencia? ¿Tengo  necesidad de sobreprotegerme? ¿Persisten en mí miedos infantiles o irracionales? o ¿tengo miedo con respecto al mundo? ¿Tiendo  a ser pesimista o incluso catastrofista con el  mundo? ¿Siento que soy incapaz de dar respuesta?  ¿Dispongo de energía y ánimo para ello? ¿Mi fuerza de voluntad va disminuyendo al  confrontar una y otra vez las mismas situaciones  que vivo como imposibles?  ¿Siento envidia o emociones de odio?

Has de saber que el timo es el nexo entre la mente  y el cuerpo, por eso es el primer afectado por las

actitudes mentales y el estrés. El timo controla y  regula la energía vital a través de los meridianos y se  considera la llave maestra del sistema energético.

Te recomiendo trabajar teniendo en cuenta tu  sistema inmunológico y esta glándula directora

potenciando siempre el hecho de aprender a  hacer las cosas por ti mismo. Respeta tu tiempo  de maduración y respuesta. Es importante que  aprendamos a valorarnos incluso en los periodos  de cambio y de aprendizaje donde no hay tanta  claridad. Para ello podemos ayudarnos siendo

conscientes de aquellas cosas que hacemos bien y  soltar sin presión, disfrutando.

Puedes trabajar con pensamientos que te  refuercen. Las claves que has de incorporar y  mantener vivas en ti para ello son amor, fe, gratitud,  confianza y valor. Si reflexionas y comprendes estos conceptos obtendrás un resultado más directo. Está  comprobado que el timo reduce su actividad ante el  estrés o pensamientos dañinos y a su vez se reduce  la energía vital. El miedo nos hunde y nos hace más  vulnerables al estrés. El amor, por el contrario, nos  eleva y nos capacita.

Es interesante que el timo se transforme al  igual que algunos órganos, como el útero en la

menopausia, porque nos habla de cambios vitales  en nuestro organismo y nuestra conciencia. Estos

cambios modifican tanto el modo en que nos  relacionamos interiormente como el modo en

que respondemos al exterior. También hacen que  nos replanteemos el equilibrio entre protegernos/ darnos. Si estamos dispuestos, nos ayudará a  resituarnos en nuestra vida con armonía.

Perspectiva yóguica:

El mayor inhibidor del sistema inmunológico es  el estrés. Podemos usar el yoga para prevenir el  estrés o para contrarrestar sus efectos negativos. Las posturas invertidas y las extensiones son las

que mayor efecto tienen sobre el timo y el sistema  inmunológico en general. Las invertidas como

sirsasana  y sarvangasana, halasana o viparita  karani  trabajan directamente en el sistema

inmunológico, particularmente en las glándulas  y en los conductos endocrinos. Las posturas que

abren el pecho como supta baddha konasana,  setu bandha  o ustrasana estimulan el timo.

En Kundalini Yoga tenemos la fortuna de que  existen cientos de kriyas para reforzar el sistema

inmunológico, abrir el corazón o incidir sobre la  energía vital a través del prana. Un ejemplo es la

Kriya para el timo y el sistema inmunológico. Lo importante para combatir el estrés o fortalecer

nuestra respuesta inmunológica es no producirle  al organismo una mayor tensión en el intento.

Tenemos que practicar de acuerdo con nuestras  posibilidades y dejar que nuestras capacidades

aumenten a un ritmo natural. Me parece oportuno señalar que normalmente el  timo ha sido relacionado con el chakra del corazón  pero hoy en día se le atribuye un chakra propio  que parece activarse en estos tiempos de cambios.

Se encuentra entre los chakras del corazón y de la  garganta. Está relacionado con el amor universal y  es el protector del corazón. Debido a su ubicación,  las posturas, kriyas o meditaciones sirven para toda  esa misma área.

Como el timo está relacionado con la energía  que tenemos disponible, puedes incluir en algunas

de tus clases un do-in (golpecitos suaves) con las  yemas de los dedos en la zona alta del esternón

introduciendo frases positivas, pensamientos  amorosos, visualizaciones sanadoras, la recitación o el canto de mantras. Para estimular la glándula  haz unos 21 golpecitos. Si alguien está muy bajo de

energía le puedes recomendar que lo haga cada hora  durante unos días a modo terapéutico.

Hay una estrecha relación entre la música, la  voz, los mantras y las glándulas endocrinas. Ciertos

sonidos estimulan la segregación de serotonina, que  es antidepresiva y afrodisíaca, otros como el sonido  Aaa puede hacer vibrar al timo. El Kundalini  Yoga tiene la ciencia del sonido incorporada de tal manera que además de estimular las glándulas,  estimula la conexión de los hemisferios cerebrales y  se promueven estados de paz, contento y relajación.

Hay ritmos que nos enraízan, melodías que amplían  nuestro universo sensitivo y armonías que elevan  nuestro espíritu. No te cortes y canta, recita, usa  tu voz y haz vibrar tu pecho.

La meditación para el escudo divino (aura) con  el mantra Maa es estupenda. Refuerza tu escudo

áurico y el sistema inmunológico, para que puedas  cambiar los pensamientos limitantes y evolucionar  sin miedo abriendo tus potenciales. Hacerla en  clase con el grupo es una experiencia deliciosa que  no hay que perderse.

Otra buena meditación es la siguiente con el  mantra Mangala charan. En postura fácil con las

palmas de las manos juntas a la altura del pecho  y los pulgares entrelazados. Inspira y canta o

recita  Aad gurey nameh extendiendo los brazos  formando un ángulo de 60º, inspira de nuevo,

regresa al pecho y vuelve a extenderlos para cantar  Jugaad gurey nameh. Continuas del mismo modo  para cantar Sat gurey nameh y después Siri guru  dev-eh nameh. Esta meditación de Kundalini Yoga  es para protegerte. Tu campo electromagnético se  fortalecerá. Se realiza durante un mínimo de 11  minutos.

Cuando practicamos yoga fomentamos la  neutralidad. Desde ella las situaciones no son vividas  desde si son buenas o malas sino que adquieren  un carácter neutro. Algunas situaciones que han

herido una parte de nosotros han beneficiado a otra.  Todo se basa en un complejo equilibrio y podemos  desarrollar un aceptar lo que hay al mismo tiempo  que imaginamos nuevas soluciones creativas. Así que  el último consejo para estimular el timo es ¡sonríe! Nada debe impedirte la sonrisa del Buda, sonrisas  verdaderas, de esas que llegan a tus ojos y envían  una pequeña descarga de sustancias químicas que  viajan por todo tu cuerpo, provocándote estados  sutilmente placenteros…

Si deseas generar energía, placer, curiosidad,  aprendizaje y relajación, ¡ríe! Haz que vibre todo,

carcajéate y promueve la Vida.  Por todas nuestras relaciones.

 El timo y el sonido “Aaaa”

La glándula timo regula el vitalismo del niño. Cuando esta glándula está activa, el organismo no envejece. La hormona tímica tiene una importancia extraordinaria en el funcionamiento del sistema
inmunológico. Se sabe que es capaz de modificar a los linfocitos procedentes de la médula ósea en linfocitos madurados T que son los agentes de una variedad de respuestas inmunológicas extraordinariamente eficaces.
Los sabios médicos de la antigüedad decían que la vocal “Aaaa” cuando es pronunciada sabiamente tiene el poder de hacer vibrar la glándula timo. Los viejos médicos de la antigüedad utilizaban aquel sabio mantra tan vulgarizado por la gente, llamado ABRACADABRA para conservar activa la glándula timo durante toda la vida. Decían que prolongaban el sonido de la vocal “Aaaa”.

 Fuente: Sat Nam. Siri Tapa- Profesora y formadora de Kundalini yoga. -Profesora de Hatha yoga.

Fundadora y coordinadora de Gobinde Yoga.

info@gobinde.com; www.gobinde.com

 

Lic. Adela Álvarez

Miembro de la Comisión Cambio Climático del Consejo Consultivo de la Sociedad Civil – Cancillería Argentina

Un comentario en “Potenciar el sistema inmunológico del organismo”

  1. Núria Ylla dice:

    Me ha gustado muchísimo este artículo! Muchas gracias!

Deja tu comentario